El tamaño sí importa, al menos cuando se trata de la fertilidad masculina

El Dr. Jaime Mendiola y sus colegas del Centro Médico de la Universidad de Rochester en Nueva York desarrollaron una herramienta de evaluación simple para la fertilidad masculina.

El tamaño sí importa, al menos cuando se trata de la fertilidad masculina
El tamaño sí importa, al menos cuando se trata de la fertilidad masculina

Pero la medida importante probablemente no es lo que piensas

El Dr. Jaime Mendiola y sus colegas del Centro Médico de la Universidad de Rochester en Nueva York desarrollaron una herramienta de evaluación simple para la fertilidad masculina. Y basaron su medición de la fertilidad masculina en los humanos en lo que los científicos saben sobre las ratas.

Los científicos han sabido por mucho tiempo que las ratas bebé que están expuestas al equilibrio correcto de estrógeno y testosterona en el útero tienen la mayor fertilidad. Hay, por supuesto, cualquier cantidad de medidas hormonales que pueden predecir la fertilidad masculina, pero una forma muy simple de estimar la fertilidad en ratas macho es medir la distancia desde la base del escroto (en lenguaje común, el saco esférico) al ano. Cuanto más larga es la distancia anogenital, mayor es la fertilidad masculina en ratas. Los investigadores de la Universidad de Rochester se propusieron ver si el mismo principio se aplicaba en las personas.

Al reclutar a 126 voluntarios hombres en el área de Rochester, los científicos midieron tanto la distancia desde el ano hasta el escroto y la distancia desde el ano hasta la “inserción” del pene en el abdomen. Luego tomaron muestras de semen y midieron el conteo total de espermatozoides, el recuento total de espermatozoides móviles (o en movimiento), la concentración de espermatozoides y la morfología de los espermatozoides, en busca de “no nadadores”. Luego compararon todas estas medidas de conteo y calidad espermática con las medidas de la distancia entre el ano y el escroto y la distancia entre el ano y el pene.

Más amplio es mejor cuando se trata del conteo de esperma y la calidad

Los investigadores de la Universidad de Rochester descubrieron que la distancia entre el ano y el escroto predijo todas las medidas de cantidad y calidad de esperma, mientras que la distancia entre el ano y el pene no tenía ninguna relación con ninguna medida de fertilidad. Los hombres que tuvieron una medida menor desde el ano hasta el ancho del escroto que el promedio tuvieron 7 veces más probabilidades de ser infértiles que los hombres que tenían una medida mayor desde el ano hasta el ancho del escroto. Los hombres con un territorio anogenital más amplio tenían recuentos de espermatozoides totales más altos, más espermatozoides por centímetro cúbico de semen, más espermatozoides móviles y menos espermatozoides defectuosos. Los hombres en el percentil 75 del ano hasta la distancia del escroto tenían un recuento de espermatozoides aproximadamente un 50% mayor que los hombres en el percentil 25.

Los científicos creen que estas características se establecen antes del nacimiento.

Los hombres que están expuestos a más estrógeno en el útero, especialmente los hombres que estuvieron expuestos a un químico llamado dietil silbestrol o DES, tienen menos desarrollo de los testículos y el pene, y menos fertilidad en el futuro. Esta medición es una manera fácil de identificar a estos hombres en la clínica.

Sin embargo, los investigadores de la Universidad de Rochester son apenas los primeros en notar una relación entre la región anogenital y la fertilidad masculina. La acupuntura tradicional china y la acupresión japonesa tradicional enseñan que estimular esta área manualmente aumenta la fertilidad y la fuerza eréctil. La medicina tradicional china y japonesa no tiene una teoría que explique la exposición al estrógeno en el útero, pero la práctica de este tipo de masaje es una recomendación estándar para las parejas que buscan concebir y para los hombres que experimentan disfunción eréctil o eyaculación precoz.

Comments are closed.