Investigadores recientemente investigaron el papel del sistema inmunológico en el sistema de fatiga crónica en una profundidad sin precedentes. Los hallazgos podrían ayudar a diseñar futuros tratamientos.

Un nuevo estudio aborda el SFC desde un nuevo ángulo

El síndrome de fatiga crónica (SFC), o encefalomielitis miálgica (EM), es una condición misteriosa.

Síndrome de fatiga crónica: nueva evidencia de papel inmune
Síndrome de fatiga crónica: nueva evidencia de papel inmune

El síntoma principal del SFC es la fatiga extrema ya menudo implacable . Otros incluyen dolor muscular y articular, problemas para dormir y síntomas similares a la gripe.

Los investigadores aún no saben qué causa el SFC. Las sugerencias incluyen infección viral o bacteriana, cambios en el sistema inmunológico, desequilibrio hormonal y afecciones de salud mental .

Debido a esto, aún no han podido diseñar una prueba que pueda diagnosticar el SFC, y los tratamientos actuales solo alivian los síntomas.

A lo largo de los años, ha crecido el interés en el papel que podría desempeñar el sistema inmunológico en el SFC.

A menudo, las personas con SFC informan que sus síntomas comenzaron después de una infección u otro insulto al sistema inmunológico. Estos informes son comunes, pero una vez que aparecen los síntomas, es imposible evaluar cómo se estaba comportando el cuerpo antes de llegar.

Investigadores del Instituto de Psiquiatría, Psicología y Neurociencias del King’s College de Londres en el Reino Unido utilizaron un modelo interesante para profundizar.

Leer ahora >  La comprensión del síndrome de fatiga crónica

Interferón alfa

Los investigadores investigaron a las personas que estaban tomando un tratamiento para la hepatitis C llamado interferón alfa. El interferón-alfa actúa activando el sistema inmunológico de la misma manera que lo haría una infección significativa.

Las personas que toman este curso de medicamentos a menudo informan síntomas similares al SFC durante el tratamiento.

Un número menor de personas experimenta una afección similar al SFC que puede durar 6 meses después de que finaliza el tratamiento. Los síntomas incluyen fatiga, deterioro cognitivo y dolores articulares y musculares.

Los científicos siguieron a 55 personas que se sometieron a este tratamiento. Evaluaron sus niveles de fatiga y midieron los marcadores inmunitarios antes de que comenzara el tratamiento con interferón-alfa.

Con esta información de referencia, podrían controlar cómo reaccionó el sistema inmunitario de cada individuo al interferón-alfa.

De los participantes, 18 desarrollaron síntomas similares al SFC. Los científicos han publicado sus resultados en la revista Psychoneuroendocrinology.

Respuesta inmune alterada

En aquellos que experimentaron síntomas similares al SFC, los investigadores observaron una mayor respuesta inmune al tratamiento con interferón alfa.

Más específicamente, este grupo produjo aproximadamente el doble de interleucina-10 e interleucina-6. Ambas moléculas son importantes mensajeros del sistema inmunológico.

Los que desarrollaron síntomas reportaron niveles más altos de fatiga durante el tratamiento, pero no reportaron niveles más altos de fatiga antes del tratamiento.

Leer ahora >  Fibromialgia y síndrome de fatiga crónica

Al investigar los marcadores inmunitarios, los científicos vieron que los niveles de interleucina-10 estaban elevados en estas personas antes de que comenzara el tratamiento con interferón-alfa. También mostraron una respuesta exagerada a la interleucina-10 y la interleucina-6 al inicio del tratamiento.

El equipo se pregunta si esto podría significar que el sistema inmunológico ya estaba “preparado” para responder en exceso.

” Por primera vez, hemos demostrado que las personas que son propensas a desarrollar una enfermedad similar al SFC tienen un sistema inmunitario hiperactivo, tanto antes como durante un desafío al sistema inmunitario”.

La investigadora principal, la Dra. Alice Russell.

Continúa: “Nuestros hallazgos sugieren que las personas que tienen una respuesta inmune exagerada a un desencadenante pueden correr un mayor riesgo de desarrollar SFC”.

Todavía hay mucho que aprender

Curiosamente, una vez que se desarrolló la enfermedad similar al SFC, ya no hubo diferencias detectables entre los sistemas inmunológicos de quienes desarrollaron los síntomas y quienes no lo hicieron.

En otra parte de su estudio, los científicos compararon los sistemas inmunitarios de 54 personas con SFC con 57 personas sin SFC. Aquí, no encontraron diferencias significativas en los niveles de interleucina.

Los investigadores esperan que estos hallazgos puedan abrir la posibilidad futura de realizar pruebas de detección para las personas con mayor riesgo de desarrollar SFC. Por supuesto, inicialmente, será vital replicar estos resultados en personas que desarrollan SFC en lugar de una condición que refleje el SFC.

Leer ahora >  Tratamientos para el síndrome de fatiga crónica

Debido a que los científicos aún no comprenden completamente el SFC, cualquier información es crucial. Los autores describen cómo quieren progresar en su comprensión, diciendo:

“Las investigaciones futuras deberán examinar los mecanismos moleculares que subyacen a una respuesta inmune exagerada y que están involucrados en la conversión de los síntomas de fatiga aguda a persistente”.


Referencias
  1. Visión general – Síndrome de fatiga crónica (SFC / EM) – Contenido en inglés – https://www.nhs.uk/conditions/chronic-fatigue-syndrome-cfs/
  2. Revista Psychoneuroendocrinology – Fatiga persistente inducida por el interferón alfa: un modelo novedoso basado en inflamación del proxy del síndrome de fatiga crónica – Contenido en inglés – https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0306453018301963

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *