Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) o las infecciones de transmisión sexual (ITS) pueden afectar a cualquier persona, pero los signos y síntomas pueden ser diferentes para hombres y mujeres.

Es importante que los hombres sean conscientes de los signos y síntomas de las ITS comunes, ya que es menos probable que se hagan pruebas para estas infecciones que las mujeres. Con el tratamiento temprano, las personas con ITS tienen una excelente perspectiva.

En este artículo, analizamos algunas de las ITS más comunes en los hombres y discutimos los signos y síntomas, los métodos de prevención y las opciones de tratamiento disponibles.

Signos y síntomas de ITS en hombres

No todas las ITS tienen síntomas visibles
No todas las ITS tienen síntomas visibles

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) , las personas en todo el mundo contraen más de 1 millón de ITS cada día.

En algunos casos, una ITS no causa ningún síntoma visible, por lo que es posible tener uno sin saberlo. Las personas también pueden confundir los síntomas que se desarrollan con los de otras afecciones.

A continuación, discutimos las ITS más comunes y los signos y síntomas que pueden ocurrir en los hombres.

Clamidia

La clamidia es una ITS bacteriana que una persona infectada puede transmitir al tener sexo anal, oral o vaginal sin un condón. Los hombres pueden contraer clamidia en la uretra, el recto o la garganta.

Las personas se refieren a la clamidia como una infección «silenciosa» porque las personas a menudo no saben que la tienen. La mayoría de las infecciones por clamidia en los hombres no causan ningún síntoma, pero algunos hombres pueden desarrollar síntomas varias semanas después de la infección.

Los signos y síntomas comunes de clamidia en la uretra en los hombres incluyen:

  • secreción del pene
  • dolor al orinar
  • ardor o picazón alrededor de la abertura del pene
  • dolor e hinchazón en uno o ambos testículos

Las infecciones por clamidia en el recto son menos comunes, pero ocurren. Aunque estas infecciones generalmente no tienen síntomas, pueden causar:

  • dolor rectal
  • sangría
  • descarga

En raras ocasiones, la clamidia puede infectar el epidídimo, que es el tubo que transporta los espermatozoides de los testículos al conducto deferente. Esto puede causar:

  • fiebre
  • dolor
  • en casos raros, problemas de fertilidad

Diagnóstico

Por lo general, los proveedores de salud recolectan muestras de orina para detectar clamidia en hombres, pero pueden usar un hisopo de algodón para obtener una muestra de la uretra.

Tratamiento

Curar la clamidia con antibióticos orales es relativamente sencillo. El tratamiento consiste en una sola dosis o un ciclo de 7 días de un antibiótico. Las infecciones recurrentes son comunes, por lo que es aconsejable hacerse otra prueba de clamidia después de completar el tratamiento.

Herpes

El herpes es una infección con el virus del herpes simple (VHS). Hay dos tipos de virus del herpes simple que afectan diferentes partes del cuerpo:

  • El virus del herpes simple tipo 1 (VHS-1), también llamado herpes oral, causa herpes labial dentro y alrededor de la boca.
  • El virus del herpes simple tipo 2 (VHS-2) casi siempre se transmite a través del sexo sin preservativo y causa herpes genital.

Muchas personas que tienen herpes no tendrán ningún síntoma, y ​​quienes lo hacen pueden tener dificultades para identificarlos.

Los síntomas generalmente aparecen de 2 a 12 días después de la infección. A veces, las ampollas del herpes son tan leves que pueden parecerse a picaduras de insectos, pelos encarnados o quemaduras por afeitado.

Los signos y síntomas comunes del herpes en los hombres incluyen:

  • ampollas dolorosas o llagas abiertas en o alrededor de la boca
  • ampollas en los genitales, el recto, las nalgas o los muslos
  • sensación de hormigueo, picazón o ardor en la piel alrededor de las ampollas
  • dolor en los músculos de la parte inferior de la espalda, las nalgas y la parte superior de las piernas
  • fiebre
  • pérdida de apetito

Diagnóstico

Los proveedores de atención médica pueden usar las siguientes pruebas para ayudar a diagnosticar el herpes:

  • Prueba de reacción en cadena de la polimerasa (PCR). Esta prueba examina el ADN del individuo para ver si tiene herpes. Puede ser útil cuando las personas no tienen ningún síntoma visible.
  • Análisis de sangre.
  • Un cultivo celular. Los proveedores de atención médica usan esta prueba cuando alguien tiene llagas visibles alrededor de sus genitales. La prueba consiste en recolectar una muestra del líquido dentro de una de las llagas.

Tratamiento

No hay cura para el herpes, y las personas pueden experimentar brotes recurrentes con el tiempo. Los tratamientos se enfocan en manejar los síntomas y extender el tiempo entre los brotes.

Gonorrea

Un médico puede recetar antibióticos para tratar la gonorrea
Un médico puede recetar antibióticos para tratar la gonorrea

La gonorrea es una infección con la bacteria Neisseria gonorrhoeae . La gonorrea puede afectar la uretra, el recto o la garganta. Las personas pueden transmitir estas bacterias a través del sexo vaginal, anal u oral sin un condón.

La mayoría de los hombres que tienen gonorrea no muestran síntomas. Cuando la gonorrea en la uretra causa síntomas, estos generalmente aparecen de 1 a 14 días después de la infección.

Los signos y síntomas comunes de la gonorrea en los hombres incluyen:

  • dolor al orinar
  • secreción blanca, amarilla o gris de la uretra
  • dolor en los testículos
  • picazón y dolor en el ano
  • dolorosas deposiciones
  • secreción sanguinolenta del ano

Tratamiento

Los proveedores de atención médica pueden tratar la gonorrea con antibióticos. Los CDC recomiendan la terapia dual con ceftriaxona y azitromicina. La medicación detendrá la infección, pero no reparará ningún daño que cause la enfermedad.

Los proveedores de servicios de salud están cada vez más preocupados por el aumento de la gonorrea resistente a los antibióticos, lo que hará que el tratamiento exitoso sea mucho más difícil, si no imposible.

Sífilis

Las bacterias también son responsables de la sífilis, que las personas transmiten a través del sexo vaginal, anal u oral sin condón.

Los hombres que tienen sexo con hombres (HSH) tienen un mayor riesgo de contraer sífilis. Casi el 70 por ciento de los diagnósticos de sífilis primaria y secundaria en 2017 fueron en HSH.

La sífilis también se conoce como «El Gran Pretendiente» porque sus síntomas pueden parecerse a los de otras enfermedades. Los síntomas generalmente aparecen de 10 a 90 días después de la infección, con 21 días como promedio.

Los síntomas de la sífilis progresan en etapas conocidas como primaria, secundaria, latente y terciaria. Cada etapa tiene su propio conjunto único de síntomas que pueden durar semanas, meses o incluso años.

Los síntomas de la sífilis primaria incluyen:

  • una llaga pequeña y firme donde la bacteria inicialmente ingresó al cuerpo, generalmente en el pene, el ano, la boca o los labios
  • las llagas también pueden aparecer en los dedos o las nalgas
  • ganglios linfáticos inflamados en el cuello, la ingle o las axilas

La sífilis secundaria puede causar los siguientes signos y síntomas:

  • erupciones cutáneas en las palmas de las manos o las plantas de los pies
  • grandes lesiones grises o blancas en la boca, el ano, la axila o la ingle
  • fatiga
  • dolores de cabeza
  • dolor de garganta
  • ganglios linfáticos inflamados
  • perdida de cabello
  • dolores musculares

La etapa latente u «oculta» de la sífilis, durante la cual no hay síntomas visibles, puede durar varios años.

La sífilis terciaria es muy rara. Puede causar complicaciones graves de salud que afectan a múltiples sistemas de órganos. Los síntomas de la sífilis terciaria incluyen:

  • meningitis
  • demencia
  • ceguera
  • problemas del corazón
  • entumecimiento

Diagnóstico

Es probable que los proveedores de atención médica realicen análisis de sangre o examinen parte del líquido de una úlcera para verificar la presencia de sífilis.

Tratamiento

Un proveedor de atención médica puede recomendar un antibiótico llamado benzatina bencilpenicilina para tratar la sífilis primaria, secundaria y latente temprana. Las personas que son alérgicas a la penicilina necesitarán usar un antibiótico diferente, como doxiciclina o azitromicina.

Aunque los antibióticos evitarán que la infección progrese, no pueden reparar ningún daño permanente como resultado de la infección.

Virus del Papiloma Humano (VPH)

El virus del papiloma humano (VPH) es un grupo de virus relacionados, que comprende más de 150 cepas.

El VPH es una de las ITS más comunes. Según el CDC, el VPH afecta principalmente a personas en su adolescencia tardía y principios de los 20 años.

La mayoría de los hombres que contraen el VPH nunca desarrollan síntomas, pero algunos pueden notar los síntomas varios meses o incluso años después de la infección inicial. Los síntomas más comunes del VPH en los hombres son las verrugas en la boca o la garganta y las verrugas genitales , que son pequeñas protuberancias alrededor del pene o el ano.

Prevención

El VPH es inusual entre las ITS, ya que existe una vacuna que puede prevenirlo.

De hecho, hay dos vacunas contra el VPH aprobadas por la FDA, que se llaman Gardasil y Cervarix. Estas vacunas son efectivas contra los tipos de VPH 16 y 18, que son cepas de alto riesgo porque son responsables de causar ciertos tipos de cáncer .

Los CDC recomiendan que los niños de 11 a 12 años reciban la vacuna contra el VPH para protegerlos contra las complicaciones de la infección.

Los CDC también recomiendan que los niños y hombres mayores hasta la edad de 26 años reciban la vacuna contra el VPH si no recibieron la vacuna cuando eran más jóvenes.

Diagnóstico

En la actualidad, no hay exámenes de detección de rutina para detectar el VPH en los hombres, y no existen pruebas de VPH confiables. Sin embargo, un proveedor de atención médica puede hacer un diagnóstico basado en cualquier verruga genital que esté presente.

Tratamiento

La mayoría de los casos de VPH se resuelven sin tratamiento y no causan complicaciones de salud. Sin embargo, si el VPH no desaparece y una persona no recibe tratamiento, puede causar problemas de salud, incluidos ciertos tipos de cáncer.

No hay un tratamiento aprobado para el VPH, pero es posible tratar los síntomas y las complicaciones. Por ejemplo, los hombres pueden usar medicamentos tópicos y orales para tratar las verrugas genitales.

Virus de la inmunodeficiencia humana (VIH)

El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) es un virus que ataca las células inmunes del cuerpo.

El VIH se propaga a través del contacto con fluidos corporales infectados, como el semen, los fluidos vaginales y la sangre. Tener relaciones sexuales sin un condón es el método más común de transmisión.

Muchas personas que tienen VIH experimentarán síntomas parecidos a la gripe dentro de las 2 a 6 semanas posteriores a la infección. Los signos y síntomas comunes del VIH en los hombres son:

  • fiebre
  • dolor de garganta
  • una erupción en el cuerpo
  • dolores de cabeza

Otros síntomas pueden incluir:

  • fatiga
  • dolor en las articulaciones y los músculos
  • ganglios linfáticos inflamados
  • náuseas y vómitos

Tratamiento

No existe una cura para el VIH, pero los proveedores de atención médica pueden prescribir un tratamiento efectivo para prevenir los síntomas, la transmisión y la progresión al VIH en etapa 3, que también se denomina síndrome de inmunodeficiencia adquirida ( SIDA ).

Los proveedores de atención médica usan la terapia antirretroviral (TAR) para tratar el VIH. El TAR reduce la cantidad de VIH en la sangre y otros fluidos corporales.

Cuando las personas toman estos medicamentos de acuerdo con las instrucciones, eliminan el riesgo de transmitir la enfermedad a otras personas. Cuando el VIH es indetectable, no es transmisible, lo que significa que no puede pasar de una persona a otra.

Con los tratamientos actualmente disponibles, es raro que el VIH se convierta en SIDA.

Hepatitis B

La hepatitis es una inflamación del hígado, que a menudo ocurre debido a una infección viral. Uno de los virus de hepatitis más comunes es el virus de la hepatitis B (HBV). El VHB puede diseminarse entre las personas en sangre, semen y otros fluidos corporales.

Los proveedores de atención médica clasificarán una infección por VHB como aguda, lo que significa que es temporal y durará algunas semanas, o crónica, en cuyo caso será una afección grave y de por vida.

La mayoría de las personas con hepatitis B no muestran ningún síntoma, y ​​los que lo hacen pueden confundirlos con síntomas de resfriado o gripe . Cuando ocurren los síntomas, se desarrollan un promedio de 90 días después de la exposición al VHB.

Los signos y síntomas de la hepatitis B incluyen:

  • fiebre
  • fatiga
  • pérdida de apetito
  • dolor abdominal
  • náusea
  • vómitos
  • dolor muscular y articular
  • ictericia , que causa orina oscura y una coloración amarillenta de la piel

Prevención

La hepatitis B es prevenible. Al igual que con el VPH, existe una vacuna disponible que protege contra la hepatitis B. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda al menos tres dosis de la vacuna contra la hepatitis B para todos los bebés.

Diagnóstico

Los proveedores de atención médica buscarán signos de daño hepático, como ictericia. Algunas pruebas que pueden ayudar a diagnosticar la hepatitis B incluyen:

  • análisis de sangre
  • ultrasonido hepático
  • biopsia hepatica

Tratamiento

Actualmente no hay tratamiento disponible para la hepatitis B aguda. Sin embargo, las personas pueden usar medicamentos para la hepatitis B crónica, y los científicos están desarrollando nuevos medicamentos.

Las personas que tienen hepatitis B crónica necesitarán controles médicos regulares para detectar signos de enfermedad hepática.

Conclusión

Muchos hombres que contraen una ITS no tienen ningún síntoma, lo que significa que es probable que la cantidad real de casos de ITS sea mucho más alta que la cantidad de casos que ven los proveedores de atención médica.

Con tratamiento, los hombres con ITS tienen una buena perspectiva. Sin embargo, las infecciones pueden convertirse en enfermedades crónicas de por vida si no reciben tratamiento.

Los hombres pueden prevenir las ITS usando condones durante las relaciones sexuales. También es posible prevenir algunas ITS con vacunas.

Los hombres que son sexualmente activos deben asegurarse de que se sometan a pruebas de ITS. La detección temprana de estas infecciones permitirá un tratamiento más rápido y evitará que los hombres propaguen infecciones a otros.