¿Tienes alguna creencia falsa de que asumir la responsabilidad de ti mismo limita tu libertad?
“La libertad significa responsabilidad. Por eso la mayoría de los hombres teme”.
– George Bernard Shaw

¿Puedo ser libre y responsable por mi mismo?

Un miembro de la comunidad hizo la siguiente pregunta:

Durante mi proceso de vinculación interna de hoy, descubrí una sensación de renuencia a comprometerme a estar allí para mi niño interior. Sentí que no quería la responsabilidad, como que me limitaría y me amarraría. Parte de mí decía “Quiero ser libre”. ¿A dónde voy con esto ahora?

Esta pregunta, además de la cita anterior, indica una gran creencia falsa acerca de asumir la responsabilidad por uno mismo.

En mi experiencia, asumir la responsabilidad de mí mismo es lo que crea mi libertad en lugar de limitarla.

  • Cuando asumo la responsabilidad de mi propio sentido de valía, me libero de la carga de intentar obtener la aprobación de los demás.
  • Cuando asumo la responsabilidad de mis propios sentimientos de dolor y alegría, estoy libre de sentirme como una víctima.
  • Cuando asumo la responsabilidad de mi propia seguridad financiera, creo verdadera libertad financiera, en lugar de depender de otra para decirme lo que puedo o no puedo hacer financieramente.
  • Cuando asumo la responsabilidad de mi propia salud, estoy libre de la dependencia de los médicos y los medicamentos para mi bienestar.
  • Cuando asumo la responsabilidad de llenarme de amor, entonces estoy libre de la necesidad y el vacío que provienen de mi propio abandono.
  • Cuando asumo la responsabilidad de confiar en mis sentimientos y mi Guía, soy libre de seguir mis sueños y pasiones. Soy libre de hacer lo que me da alegría en lugar de tener que buscar la aprobación de los demás para hacer lo que quiero.

Quizás el problema está en la palabra “responsabilidad”. Esta palabra se ha asociado con “carga” y “culpa”. En diferentes diccionarios, hay varias definiciones de “responsabilidad”. Una de ellas es “la culpa de algo que ha sucedido”, pero el que resuena conmigo es “autoridad para tomar decisiones de forma independiente”.

¿No es esta libertad? Si te niegas a responsabilizarte, ¿no estás renunciando esencialmente a la autoridad para tomar decisiones independientes?

¿Qué tiene de gratuito la necesidad de que otros te hagan sentir bien contigo mismo? ¿Qué hay de gratis en no tener excelente salud y bienestar físico? ¿Qué hay de gratis en tener que preguntarle a alguien si puedes comprar un par de jeans? ¿Qué hay de libre de necesitar el amor de otro para sentirse lleno por dentro? ¿Qué hay de gratis en culpar a los demás por tu miseria?

En la pregunta formulada por el miembro de la comunidad, fue su ser herido quien cree que la responsabilidad “me limitaría y me amarraría”. Pero no es trabajo de su yo herido asumir esta responsabilidad. Nuestro ser herido es un niño o adolescente que se sentiría atado por toda esta responsabilidad. Cuando decidimos aprender a aparecer como un Adulto amoroso, conectado con nuestra Guía espiritual, asumir la responsabilidad se convierte en un privilegio sagrado, en lugar de una carga.

Si tuviera un hijo real, se sentiría más agobiado y atado si, cada vez que el niño necesita ser alimentado o retenido o cambiado, tuviera que correr por el vecindario tratando de encontrar a alguien que lo haga, o ¿si simplemente lo hizo usted mismo? Cuando tomas responsabilidad por ti mismo, descubres que tienes más libertad, no menos libertad para cuidarte en el momento, en lugar de la carga de intentar que otra persona lo haga por ti.

Cuidarse afectuosamente con su Guía como su compañero no es solo libertad, ¡sino que es una verdadera alegría!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *