Mitos de la diabetes del tipo 2 cazados

El 90% de los diabéticos tienen diabetes tipo 2, pero esta condición es a menudo mal entendida. Aquí, exponemos algunos de los mitos que rodean la diabetes tipo 2 y revelamos los hechos detrás de ellos.

Mitos de la diabetes del tipo 2 casados
Mitos de la diabetes del tipo 2 casados

Cuando le diga a sus amigos que le han diagnosticado diabetes tipo 2, puede notar que sus ojos se cubren. Se ha infiltrado en la conciencia pública que la diabetes tipo 2 es menos grave que el tipo 1, una enfermedad simplemente autoinfligida que puede ser totalmente prevenida (incluso curada) al comer menos dulces y bocadillos. Aquí, examinamos algunos de los más comunes nocivos mitos y conceptos erróneos de la diabetes tipo 2, y exploramos la verdad.

¿Es la Diabetes tipo 2 un gran problema?

Se estima que de los 415 millones de diabéticos en todo el mundo, el 90% son de tipo 2. Uno de cada dos no está diagnosticado, presentando un enorme problema de salud potencial en los próximos años.

Si tiene los siguientes síntomas de diabetes, consulte a un médico:

  • Mucha micción
  • Mucha sed
  • Visión borrosa
  • Cansancio
  • Cortes que son lentos para sanar
  • Frecuentes episodios de aftas o picazón alrededor de la vagina o el pene

Ahora vamos a examinar los mitos dañinos que rodean la diabetes tipo 2.

Mito 1: La diabetes tipo 2 no es tan grave

Toda la diabetes es seria y conducirá a complicaciones serias, incluyendo la enfermedad renal, problemas oculares y úlceras en los pies que pueden conducir a amputación si se maneja inadecuadamente. Además, tener diabetes (independientemente de si es Tipo 1 o Tipo 2) casi duplica su riesgo de ataque cardíaco.

Mito 2: La diabetes tipo 2 es una enfermedad de las personas grasas

La obesidad es un factor de riesgo en la diabetes tipo 2, sin embargo, no es la única causa. Factores genéticos y ambientales también son culpables. Muchos adultos tienen un peso normal o sólo un poco de sobrepeso cuando se diagnostica, mientras que muchas personas obesas nunca desarrollan la enfermedad. Otros factores de riesgo son la edad, el origen étnico (los afroamericanos, los nativos americanos, los asiáticos americanos y los hispanoamericanos parecen estar en especial riesgo) y la historia familiar (a menudo se encuentra que la diabetes se agrupa en las familias). Investigaciones recientes sugieren que una reacción autoinmune también puede ser parcialmente responsable (como es el caso en la diabetes tipo 1). Las investigaciones muestran que el anticuerpo anti-CD20 evitó que la diabetes se desarrollara en ratones prediabéticos y reequilibró sus niveles de glucosa en la sangre (aunque los ratones tenían una fuerte predisposición genética). Los estudios en humanos sugieren que una reacción autoinmune puede estar en el trabajo en los diabéticos humanos, también.

Mito 3: Los diabéticos sólo deben comer alimentos “diabéticos”

No hay necesidad de comprar “alimentos diabéticos” caros. Una dieta sana y equilibrada es todo lo que necesita. De hecho, algunos “alimentos para diabéticos” contienen alcoholes de azúcar (tales como xilitol, sorbitol o maltitol) y pueden ser contraproducentes. No sólo pueden aumentar sus niveles de glucosa en sangre más, sino que también pueden causar efectos gastrointestinales desagradables, incluyendo gas y diarrea.

Además de comer bien para la diabetes no tiene que aumentar su presupuesto. Aquí hay una lista de alimentos para diabéticos que todos pueden pagar.

Mito 4: Los diabéticos deben evitar todo el azúcar

No hay nada malo con el postre ocasional después de una comida o un dulce como parte de una dieta equilibrada y saludable. Sin embargo, monitoree sus niveles de glucosa en la sangre, coma porciones pequeñas e intente comer dulces con una comida para evitar que sean digeridos demasiado rápido. Las porciones grandes, las bebidas azucaradas o los productos azucarados consumidos por sí mismos pueden ser digeridos rápidamente y causar un aumento desagradable en los niveles de glucosa en la sangre.

Mantenga algunas botellas pequeñas de bebidas azucaradas (no de dieta) en la casa en caso de hipoglucemia.

Más mitos sobre la diabetes tipo 2

Mito 5: Los diabéticos no necesitan medicación. Pueden curarse naturalmente.

Es cierto que hay algunos tratamientos complementarios que funcionan junto con su medicamento recetado científicamente para ayudar a tratar la diabetes tipo 2. Algunos de estos métodos naturales que ayudan a controlar la diabetes son apoyados por la ciencia e incluso pueden ayudar a poner su condición en remisión para que su médico este de acuerdo en que puede reducir o detener algunos medicamentos (aunque todavía se requiere un seguimiento coherente).

Sin embargo, nada curará la diabetes tipo 2. Cualquier medicina que promete hacerlo (especialmente aquellos que ve en línea) es una cura de curandero.

Siempre discuta todo lo que planea usar con su médico primero.

Mito 6: Diabetes tipo 2 significa que usted tiene que inyectarse cuatro veces al día.

Es infrecuente que la diabetes tipo 2 requiera una inyección de insulina. Si alguna vez llega a la fase en que la medicación oral ya no es eficaz para el manejo de la enfermedad, probablemente sólo tendrá que ser inyectado una vez al día (sin ningún medicamento adicional).

Sin embargo la diabetes tipo 2 con mayor frecuencia requiere medicación oral y manejo del estilo de vida.

Mito 7: Sólo los diabéticos tipo 2 irresponsables terminan con insulina.

Alrededor del 25% de los diabéticos de tipo 2 desarrollarán “agotamiento de la insulina”. En pocas palabras, sus células productoras de insulina están desgastadas y ya no pueden producir insulina. Como especialista, el Dr. Kerr, dice:

“No es porque hayan hecho nada malo, simplemente que … no pueden producir insulina suficiente para mantenerse a la altura de las demandas de la comida”.

Mito 8: El ejercicio es demasiado peligroso para un diabético

El ejercicio es vital para controlar su diabetes tipo 2, una parte del estilo de vida saludable y el régimen de medicación que le prescriben. Sin embargo, eso no significa que usted puede ser imprudente. Tome sus niveles de glucosa en la sangre antes de hacer ejercicio. Si sus niveles de glucosa en sangre están por debajo de 7mmol / L (126 mg / dL), coma una merienda antes de comenzar. Consulte a su especialista si sus niveles de glucosa en la sangre son superiores a 13mmol / L (234 mg / dL), ya que el ejercicio puede aumentar sus niveles de glucosa en la sangre.

Mito 9: Fruta sana, por lo que sólo debe vivir en una dieta de frutas.

La fruta es saludable. Lleva vitaminas, minerales y antioxidantes. Sin embargo, también está lleno de fructosa. La fructosa se transporta directamente al hígado, donde se descompone en moléculas más pequeñas antes de ser reconstruida como glucosa, lista para ser utilizada por su cuerpo. La glucosa generada a través de este proceso bastante largo es indistinguible de la glucosa consumida en sacarosa (azúcar de mesa).

No debes evitar las frutas. Sin embargo, debe hablar con su dietista sobre los mejores tipos de fruta y la cantidad adecuada para el consumo diario. Tenga en cuenta que algunos alimentos siempre deben estar en la lista de comestibles para diabéticos, mientras que otros deben ser evitados no importa qué, ya que harán una gran diferencia en su control de azúcar en la sangre.

Mito 10: No es necesito revisar mis niveles de glucosa en la sangre. Siempre sé si estoy hipo o hiperglucémico.

Aunque nos encantaría pensar que estábamos todos tan en sintonía con nuestro cuerpo, siempre sabríamos si estamos enfermos, ese no es el caso. La hiperglucemia puede causar micción excesiva, cansancio, sed y dolor de cabeza. Orinar más y el cansancio podría ser un signo de una simple infección del tracto urinario, mientras que usted podría tener sed y tener un dolor de cabeza en cualquier día caluroso y descartar los síntomas.

La hipoglucemia puede causar temblores, mal humor, sudoración, hambre, palidez, cansancio, falta de concentración y dolor de cabeza. Si usted mira los síntomas, casi suenan como el inicio de la gripe.

El punto es que es imposible saberlo. Especialmente si ha estado fuera de color últimamente, podría perder los síntomas hasta que sea demasiado tarde.

Siempre vale la pena saber que tus sentimientos se vuelven menos precisos cuanto más tiempo seas diabético.

Siempre asegúrese. Siempre revise.

Mito 11: Si tiene diabetes, eventualmente se quedará ciego o perderá un pie

Es cierto que toda la diabetes (tipo 1 y tipo 2) puede conducir a problemas de visión (es la principal causa de pérdida de visión en personas en edad laboral) y problemas en los pies que pueden conducir a la amputación. Sin embargo, ninguna de estas cosas es una certeza. Ambas cosas y otras complicaciones, pueden ser prevenidas por el manejo correcto de su condición:

  • Tomar todos los medicamentos recetados correctamente
  • Comer una dieta saludable y equilibrada
  • Beber no más de 150 ml de jugo de fruta al día (estos pueden ser engañosamente alto en azúcar)
  • Tomar ejercicio razonable
  • Trate de mantener un peso saludable
  • Dejar de fumar

Separar el hecho de la ficción de la diabetes tipo 2 es el primer paso para controlar esta condición.

¿Le sorprendió alguno de nuestros mitos?

Comments are closed.