Las personas con un diagnóstico de demencia también pueden enfrentar la depresión. Por esta razón, pueden terminar tomando medicamentos antidepresivos. Ahora, un estudio ha encontrado que estos medicamentos pueden tratar no solo la depresión, sino también la demencia.

Un nuevo estudio prueba el potencial de los antidepresivos para combatir los mecanismos de demencia en el cerebro
Un nuevo estudio prueba el potencial de los antidepresivos para combatir los mecanismos de demencia en el cerebro

De acuerdo con los datos citados por la Asociación de Alzheimer, 1 de cada 10 personas 1 de 65 años o más tiene la enfermedad de Alzheimer, una forma de demencia, que se caracteriza principalmente por la pérdida de memoria, desorientación y problemas con las actividades diarias normales.

Además, las personas con Alzheimer a menudo también pueden desarrollar problemas de salud mental, especialmente depresión 2.

Por esta razón, los profesionales de la salud pueden prescribir inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), una clase de antidepresivos, a las personas con demencia.

Recientemente, investigadores de la Universidad de Waterloo en Ontario, Canadá, encontraron un mecanismo sorprendente en juego, a saber, que los ISRS parecen inhibir el crecimiento de agregados específicos de demencia en el cerebro.

«Estos son hallazgos prometedores para las personas con Alzheimer que reciben ISRS», señala el profesor Praveen Nekkar Rao, uno de los autores del estudio actual.

«Estos hallazgos pueden no solo resaltar los beneficios para las personas con depresión y Alzheimer, sino que también pueden proporcionar información para servir como una guía para el desarrollo futuro de medicamentos para tratar la enfermedad», sugiere.

Artículo relacionado >  Los antidepresivos ISRS aumentan el riesgo de anomalías congénitas

El equipo de investigación informa los resultados del estudio en la revista ACS Chemical Neuroscience 3.

ISRS frente a placas de beta-amiloide

Un mecanismo clave de la enfermedad de Alzheimer en el cerebro es la acumulación de placas tóxicas, compuestas de proteínas beta-amiloides pegajosas que se acumulan en exceso.

Las placas de beta-amiloide interfieren con las señales que las neuronas (células del cerebro) se transmiten entre sí. Esto impide que la información circule en el cerebro y contribuye a la progresión de la demencia.

Los tratamientos actuales para la enfermedad de Alzheimer se centran en el manejo de sus síntomas, pero ninguno, hasta ahora, actúa sobre el mecanismo subyacente. Además, desarrollar nuevos medicamentos para el Alzheimer puede ser muy costoso y llevar mucho tiempo.

Es por eso que los investigadores de la Universidad de Waterloo querían averiguar si algún medicamento existente podría ser útil para tratar la demencia.

En el estudio actual, el profesor Nekkar Rao y su equipo analizaron cómo los ISRS (específicamente, la fluvoxamina, la fluoxetina, la paroxetina, la sertralina y el escitalopram) pueden afectar la agregación de beta-amiloide en el cerebro.

Los investigadores experimentaron con diferentes tipos y cantidades de ISRS en el laboratorio, con el objetivo de establecer qué tipos y dosis podrían ayudar a las personas con demencia.

Artículo relacionado >  ¿Se puede prevenir la demencia ... con champagne?

El profesor Nekkar Rao y sus colegas descubrieron que la fluoxetina y la paroxetina tenían el efecto más prometedor, ya que inhibían el crecimiento de la placa beta-amiloide en un 74.8 por ciento y un 76 por ciento, respectivamente.

Los investigadores esperan que sus hallazgos actuales, al usar medicamentos que ya han obtenido la aprobación de la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA), puedan allanar el camino a un tratamiento más efectivo, seguro y fácilmente disponible para la enfermedad de Alzheimer.

«Nuestros resultados también pueden informar el desarrollo futuro de medicamentos. La estructura química de los ISRS presenta un tipo de modelo sobre cómo desarrollar un medicamento que prevenga la agregación de beta-amiloide».

Prof. Praveen Nekkar Rao

«Podemos explorar el desarrollo de nuevos medicamentos basados ​​en ese modelo para tratar la enfermedad de Alzheimer», dice el profesor Nekkar Rao.

Aún así, los científicos señalan que se necesita más investigación para confirmar estos beneficios antes de que los profesionales de la salud puedan recomendar ISRS para el tratamiento de la demencia.


Referencias:

  1. Asociación de Alzheimer – Datos y cifras sobre la enfermedad de Alzheimer de 2018 https://www.alz.org/alzheimer-demencia/datos-y-cifras
  2. PubMed – Depresión en la enfermedad de Alzheimer. Fisiopatología, diagnóstico y tratamiento. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21504132
  3. ACS – Interacciones de los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina con β-amiloide https://pubs.acs.org/doi/10.1021/acschemneuro.8b00160