El herpes genital es una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes, lo que significa que el riesgo de contraerlo por primera vez o reaparecer durante el embarazo está aumentando. ¿Cómo debería proteger mejor a su bebé de esto?

Herpes genital durante el embarazo: lo que realmente necesita saber para proteger a su bebé
Herpes genital durante el embarazo: lo que realmente necesita saber para proteger a su bebé

El embarazo puede ser una de las experiencias más desafiantes en la vida de una mujer. Con la fluctuación de los niveles hormonales y los cambios fisiológicos que experimenta el cuerpo, junto con las tensiones habituales de la vida cotidiana, hay tantas cosas que pueden salir mal y muchas cosas de las que hacer un seguimiento. Náuseas matutinas, cambios de humor, citas con el médico, preparar su hogar para la llegada de su recién nacido, la lista es interminable. Y entonces empiezas a notar síntomas extraños; dolor al orinar, picazón en la entrepierna, manchas rojas en la entrepierna. Muchos están familiarizados con los síntomas de una infección del tracto urinario, pero durante el embarazo, es hora de ser más cautelosos.

¡Te diriges a internet y descubres que podría ser herpes! ¿Qué podría significar todo esto para su hijo? Bueno, no se preocupe, discutiremos los puntos más importantes cuando se trata de esta dolencia.

¿Qué es el herpes genital?

El herpes genital es una infección causada por el virus del herpes simple (VHS), de los cuales existen dos tipos, VHS-1 y VHS-2. Es una de las infecciones de transmisión sexual más comunes y es muy frecuente en las poblaciones maternas. 1 Este virus generalmente se transmite a través del contacto piel a piel durante las relaciones sexuales y puede transmitirse durante el embarazo al niño, lo que puede ocasionar anomalías en el desarrollo. y otros problemas de salud. El riesgo de transmisión es mayor cuando las llagas son visibles y entran en contacto con la piel de otra persona. 2

Artículo relacionado >  Embarazo: qué hacer para aliviar un dolor de cabeza durante el embarazo

La mayoría de los casos de la enfermedad pueden ser asintomáticos y no hay forma de erradicar el organismo del cuerpo; el virus vive en las células nerviosas y puede replicarse para producir partículas infecciosas cuando el cuerpo del huésped se ve comprometido. El tratamiento apunta a detener la replicación del virus y prevenir el brote de síntomas.

¿Qué signos y síntomas debo vigilar?

Los síntomas más comunes asociados con el herpes genital son:

  • dolor y / o picazón en el área vaginal
  • dolor al orinar
  • secreción atípica de la vagina
  • inflamación de los ganglios linfáticos alrededor de la ingle.

La infección inicial (también conocida como primaria) suele ir acompañada de fiebre, cansancio, dolor de cabeza y dolor muscular. La formación de llagas rojas que eventualmente se vuelven dolorosas son características del herpes genital. Estos síntomas generalmente duran de 8 a 10 días. 3 Sin embargo, la desaparición o ausencia de los síntomas no significa la erradicación del virus. Incluso con tratamiento, el virus permanece latente en los nervios cerca de la ingle, lo que significa que puede reactivarse cuando el cuerpo está sufriendo un estrés significativo, como durante otra enfermedad. Esto se conoce como herpes genital recurrente. Aproximadamente el 60% de las infecciones no presentan ningún síntoma, lo que puede dificultar la determinación de cuándo la aparición de lesiones, como llagas o úlceras, se debe a una infección primaria o una recurrencia (una reactivación de la enfermedad).

Como se mencionó anteriormente, hay dos tipos de HSV y si bien ambos tipos pueden causar herpes genital, tienden a presentarse de manera diferente. El VHS-1 se presenta típicamente como llagas alrededor de la boca y los labios, más comúnmente conocido como úlceras bucales, mientras que el VHS-2 se asocia principalmente con las úlceras genitales y es la causa más común de estas lesiones.

¿Cómo puede esto afectar a mi hijo?

Si nota síntomas de herpes, es importante que se ponga en contacto con su médico de cabecera. Esto se debe a que, dependiendo de la etapa del embarazo en que se produzca la infección, puede tener graves consecuencias en el niño debido a un fenómeno conocido como transmisión vertical. Esto implica la transferencia de partículas virales al niño, y depende de cuándo se produce la infección durante el embarazo, si hay lesiones presentes en la piel (especialmente en la región genital) y si es el primer encuentro de la madre con la enfermedad o si se trata de una infección recurrente.

Artículo relacionado >  Remedios para ayudar a combatir el insomnio durante el embarazo

Si la primera vez que la madre se infecta es durante el primer trimestre, el riesgo de transmisión de la infección al niño es relativamente bajo, menos del 1%. Por otro lado, la infección primaria en el tercer trimestre aumenta el riesgo de 30% a 50%. El riesgo de infección es mayor en el momento del parto, especialmente cuando hay llagas cerca del canal de parto. Los brotes recurrentes tienen tasas de transmisión más bajas en 1.3%. 4

La infección por herpes en un recién nacido generalmente produce una infección de los ojos y la piel, lo que produce enrojecimiento de los ojos y vesículas rojas en la piel. Puede progresar a una infección de los tejidos que rodean el cerebro del niño, lo que resulta en la meningitis por herpes. 5 ¡Esta es una condición muy seria! La mortalidad del herpes neonatal es alta, alrededor del 60%, si se retrasa el tratamiento; a pesar del tratamiento efectivo, el niño todavía podría terminar con discapacidades graves. 6

¿Cómo puedo hacer una prueba para el herpes genital?

Podemos diagnosticar el herpes genital limpiando las lesiones de la piel (si las hay) o las secreciones vaginales / cervicales y buscar la presencia de ADN del VHS en el laboratorio. Alternativamente, podemos analizar la sangre de la madre para detectar la presencia de anticuerpos que se unen a las partículas del VHS, lo que indica que se ha infectado y si el virus está en la fase inactiva, es decir, si no hay síntomas presentes. Para determinar si se ha transmitido al niño, podemos analizar posibles lesiones cutáneas, ojos, boca, garganta y recto entre 12 y 24 horas después del nacimiento si se sospecha la transmisión del virus. 7

¿Cómo puedo tratarlo?

El tratamiento del herpes genital consiste en tomar medicamentos antivirales, como el aciclovir, en un régimen de dosificación dependiente de la infección que sea primario o recurrente. Esto tiene como objetivo disminuir la producción de partículas virales y minimizar los síntomas de un brote. No te preocupes, es muy tratable con pocos efectos secundarios en el feto. 8

Artículo relacionado >  Tipos de presión arterial alta durante el embarazo

Idealmente, le gustaría evitar estar en una situación así en primer lugar, por lo que, si usted o su pareja alguna vez han tenido herpes, asegúrese de informar a su proveedor de atención médica primaria. Como el herpes tiende a vivir en el cuerpo después de la infección inicial, existe un riesgo de recurrencia de los síntomas virales. Si su pareja sufre un brote, evite el contacto de la piel con las lesiones, incluso evite las relaciones sexuales y es recomendable usar condones durante el embarazo, incluso si no hay síntomas; Se debe tener en cuenta que el uso del condón no protege contra la transmisión a través del contacto con lesiones no cubiertas por el condón. Los medicamentos antivirales no se recomiendan para la prevención, ya que actúan solo como un medio para disminuir la capacidad de replicación del virus y no para matarlo de inmediato. 9


Referencias:

  1. Universidad de Oxford – Seroprevalencia del virus del herpes simple tipos 1 y 2 en mujeres embarazadas y mujeres no embarazadas sexualmente activas en los Estados Unidos https://academic.oup.com/cid/advance-article/doi/10.1093/cid/ciy318/4970884
  2. ScienceDirect – Herpes Genital https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1521693414001394?via%3Dihub
  3. PubMed Central® – Manejo óptimo del herpes genital: perspectivas actuales. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4912341/
  4. Librería Online Wiley – Transmisión vertical del virus del herpes simple: una actualización https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1111/ddg.13529
  5. PubMed Central® – Infección neonatal por herpes simple https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC321459/
  6. PubMed Central® – Diagnóstico y tratamiento de la infección por virus herpes simple 1 en el embarazo. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5480650/
  7. Jama Network – Detección de herpes genital https://jamanetwork.com/journals/jama/fullarticle/2593571
  8. ScienceDirect – Guía de la Sociedad Española de Infectología Pediátrica sobre prevención, diagnóstico y tratamiento de la infección neonatal por virus herpes simplex https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1695403318300122?via%3Dihub
  9. Jama Network – Detección serológica de herpes genital https://jamanetwork.com/journals/jama/fullarticle/2593576?widget=personalizedcontent&previousarticle=2593571