La estenosis espinal es una condición específica caracterizada por el estrechamiento de los espacios en la columna vertebral. Este estrechamiento resulta en la presión sobre la médula espinal y las raíces nerviosas, lo que puede conducir a una serie de problemas, dependiendo de los nervios que se ven afectados.

Estenosis de la médula espinal
Estenosis de la médula espinal

En la gran mayoría de los pacientes, la estenosis espinal está acompañada de cólicos, dolor o entumecimiento en las piernas, la espalda, el cuello, los hombros o los brazos, una pérdida de sensibilidad en las extremidades, y a veces problemas con la función de la vejiga o el intestino.

En la mayoría de los casos, los síntomas leves de la estenosis espinal son a menudo ayudados con analgésicos, terapia física o un apoyo. Sin embargo, en los casos más graves de estenosis espinal, los médicos pueden recomendar la cirugía.

Este trastorno generalmente implica el estrechamiento de una o más de tres áreas de la columna vertebral:

  1. El estrechamiento puede afectar al canal en el centro de la columna de huesos a través del cual corren la médula espinal y las raíces nerviosas. También se llama un canal vertebral central.
  2. Este estrechamiento también puede afectar a los canales en la base o raíces de los nervios que se ramifican fuera de la médula espinal.
  3. Las aberturas entre las vértebras a través de las cuales los nervios salen de la espina dorsal y van a otras partes del cuerpo también pueden ser afectadas. El estrechamiento puede implicar un área pequeña o grande de la columna vertebral.

La presión en la parte inferior de la médula espinal o en las raíces nerviosas que se ramifican fuera de esa área puede dar lugar a dolor o entumecimiento en las piernas. La presión en la parte superior de la médula espinal puede producir síntomas similares en los hombros o incluso en las piernas.

Diferentes tipos de estenosis

Existen tres tipos diferentes de estenosis e incluyen:

Estenosis foraminal
Cuando un espolón óseo presiona la raíz nerviosa en el punto donde está a punto de salir del canal a través de un agujero lateral tenemos estenosis foraminal. También se llama estenosis espinal lateral.

Esta es con mucho la forma más común de estenosis espinal y el 72% de los casos de estenosis foraminal ocurren en el nivel lumbar más bajo.

Artículo relacionado >  ¿Pueden los hombres desarrollar estrechez uretral (Estenosis) por uretritis recurrente?

Estenosis central
Si el estrechamiento del canal central comprime el saco de la cola del caballo llamado cauda equina, la condición se llama estenosis central. La estenosis espinal central es más común en el segundo nivel espinal lumbar más bajo y arriba.

Estenosis lateral lejana
Este no es un tipo común de estenosis. En este caso el nervio se comprime en el exterior de la columna vertebral después de que ha dejado el canal espinal. La causa de la compresión podría ser una protuberancia ósea o una protuberancia del disco.

Signos y síntomas de estenosis de la médula espinal

El estrechamiento espinal no siempre causa problemas. Los problemas o los síntomas aparecen solamente si las áreas estrechadas comprimen la médula espinal o los nervios espinales. Estos a menudo comienzan gradualmente y crecen peor con el tiempo.

Los más comunes incluyen:

Dolor o cólicos en las piernas
Los nervios comprimidos en la columna vertebral inferior pueden conducir a una condición llamada pseudoclaudication que se caracteriza por dolor o cólicos en las piernas cuando el paciente está de pie o caminando durante mucho tiempo. También hay otro tipo de claudicación intermitente que ocurre cuando hay un estrechamiento o bloqueo en las arterias en las piernas. Aunque ambos tipos de claudicación causan síntomas similares, hay una diferencia importante: este tipo de claudicación empeora cuando un paciente camina hacia arriba y mejora cuando está parado. Pseudoclaudication es generalmente peor cuando va cuesta abajo y mejora cuando usted se inclina adelante o se sienta.

Radiando el dolor de espalda y cadera
Una hernia de disco puede comprimir los nervios de la columna lumbar, lo que provoca dolor que comienza en la cadera o las nalgas y se extiende por la parte posterior de la pierna. El dolor es peor cuando estás sentado y generalmente afecta sólo a un lado. Algunos pacientes también pueden experimentar entumecimiento, debilidad o hormigueo en la pierna o el pie.

Dolor en el cuello y los hombros
Esto es probable que ocurra cuando los nervios en el cuello se comprimen. El dolor puede ocurrir solamente ocasionalmente o puede ser crónico, y a veces puede extenderse en brazo o mano. Algunos pacientes también reportaron dolores de cabeza, pérdida de sensibilidad o debilidad muscular.

Pérdida del equilibrio
La presión sobre la médula espinal cervical puede afectar a los nervios que controlan el equilibrio del paciente. Es por eso que muchos pacientes se quejan de torpeza o una tendencia a caer.

Pérdida de la función intestinal o vesical
En los casos graves, los nervios de la vejiga o el intestino pueden verse afectados, lo que lleva a la incontinencia urinaria o fecal parcial o completa. Esto sucede cuando el daño está en la espalda baja que afecta a la cauda equina.

Artículo relacionado >  Cuando EM causa problemas a la Médula Espinal

Posibles causas de la estenosis de la médula espinal

Osteoartritis
La principal causa de la degeneración espinal es la osteoartritis, una condición artrítica que afecta al cartílago que amortigua los extremos de los huesos en las articulaciones. Cuando el cuerpo trata de ayudar y reparar el daño, puede causar aún más daño, ya que lo hace mediante la producción de hueso con crecimientos llamados espuelas óseas que luego estrechan el canal espinal.

Disco herniado
Está comprobado que a la edad de 30 años, los discos pueden comenzar a mostrar signos de deterioro. Estas formaciones óseas comienzan a perder su contenido de agua, haciéndose más plana y más frágil. Con el tiempo, el centro del disco se filtra lo que está causando presión en los nervios circundantes, causando dolor en la espalda, piernas o ambos.

Cambios del ligamento
Los ligamentos en la espalda pueden sufrir los mismos cambios degenerativos que los huesos. Se están volviendo rígidos y gruesos con el tiempo. Esta pérdida de elasticidad puede acortar la columna vertebral, estrechando el canal espinal y comprimiendo las raíces nerviosas.

Tumores espinales
Los tumores también se pueden formar dentro de la médula espinal, dentro de las membranas que cubren la médula espinal, o en el espacio entre la médula espinal y las vértebras. Ya sean primarios o metastásicos, los tumores pueden ocurrir en cualquier parte de la columna vertebral, incluyendo el sacro y la columna torácica, donde la osteoartritis es rara. Los tumores en crecimiento pueden comprimir la médula espinal y las raíces nerviosas. Esto puede llevar a varios problemas en el sistema sensorial y motor.

Lesión
El traumatismo puede afectar significativamente la columna vertebral y la médula espinal. A veces, la columna vertebral o el canal espinal pueden ser dislocados, poniendo presión sobre el cordón y las neuronas motoras inferiores. Los resultados son devastadores.

Enfermedad de Paget del hueso

Debido a que el hueso es también un tejido vivo, las células óseas viejas son constantemente eliminadas y reemplazadas por las nuevas. En la enfermedad de Paget, el cuerpo genera hueso nuevo a una velocidad que es más rápida de lo normal. Esto produce huesos blandos y débiles que son propensos a fracturas. También puede crear huesos que son deformados o anormalmente grandes.

Acondroplasia
Esta no es una condición tan común y es causada por la desaceleración en la velocidad a la cual se forma el hueso durante el desarrollo fetal y en la primera infancia. Como resultado, las personas con acondroplasia son de baja estatura.

Diagnóstico de estenosis de la médula espinal

Radiografía espinal
Esta herramienta de diagnóstico no es tan útil para hacer el diagnóstico correcto, pero puede ayudar a descartar problemas que causan síntomas similares, incluyendo una fractura, un tumor óseo o un defecto hereditario.

Artículo relacionado >  Enfermedad de la arteria carótida: síntomas y tratamientos de la estenosis

La resonancia magnética (RM)
Esta es probablemente la mejor prueba de imagen posible para diagnosticar la estenosis espinal. En lugar de los rayos X, una resonancia magnética utiliza un poderoso imán y ondas de radio para producir imágenes transversales de la espalda.

Tomografía computarizada (TC)
De forma similar a los rayos X, esta prueba utiliza un estrecho haz de radiación para producir imágenes detalladas y transversales del cuerpo.

Mielografía CT
Esta puede ser la prueba más sensible para detectar la estenosis espinal, pero presenta más riesgos que la RM o la TC.
Una sustancia de contraste se inyecta en la columna vertebral y mientras la sustancia circula alrededor de ella y los nervios espinales, una imagen se está haciendo.

Radiografía
En esta prueba, se inyecta una pequeña cantidad de material radioactivo en la vena del brazo del paciente. El material emite ondas de radiación que son detectadas por una cámara gamma.

Tratamiento

Los tratamientos para la estenosis espinal podrían dividirse en dos grandes grupos. Uno es quirúrgico y el otro es un método no quirúrgico.

Métodos no quirúrgicos

  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, como aspirin®, naproxeno (Naprosyn®), ibuprofeno (Motrin®, Nuprin®, Advil®) o indometacina (Indocin®), para reducir la inflamación y aliviar el dolor.
  • Analgésicos, como acetaminofén (Tylenol®), para aliviar el dolor.
  • Inyecciones de corticosteroides para reducir la inflamación y tratar el dolor agudo que se irradia a las caderas o a través de una pierna.
  • Inyecciones anestésicas para aliviar temporalmente el dolor.
  • Actividad restringida
  • Ejercicios prescritos y terapia física
  • Una llave o corsé lumbar para proporcionar un poco de apoyo y ayudar al paciente a recuperar la movilidad

Soluciones quirúrgicas

Lamectomía descompresiva

Este procedimiento es en la mayoría de los casos la mejor opción. En este procedimiento, el cirujano retira la parte posterior del hueso sobre el canal espinal para crear más espacio para los nervios y para permitir el acceso a espuelas óseas o discos rotos que también pueden ser removidos. Hay algunos riesgos como infección, un desgarro en la membrana que cubre la médula espinal, sangrado y un coágulo de sangre en una vena de la pierna.

Laminotomía

En este procedimiento, se elimina una porción de la lámina para aliviar la presión o para permitir el acceso a un disco o espolón óseo que está presionando sobre un nervio.

Fusión

Este método se utiliza para conectar permanentemente dos o más huesos vertebrales en la columna vertebral.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *