Descripción general de los tratamientos de fertilidad masculina

Gracias a los milagros de la ciencia moderna, muchos hombres que no hubieran podido engendrar un hijo ahora pueden hacerlo. Ya sea que los problemas de infertilidad masculina sean de naturaleza física o sexual, existen opciones que pueden ayudar a los hombres a alcanzar su sueño de paternidad.

Descripción general de los tratamientos de fertilidad masculina
Descripción general de los tratamientos de fertilidad masculina

En los viejos tiempos, los problemas de fertilidad siempre se ponían a los pies de las mujeres. Los avances en medicina han demostrado que los problemas de fertilidad pueden ser causados ​​por problemas de fertilidad masculina. En aproximadamente 1/3 de los casos de infertilidad, se puede encontrar un problema dentro del sistema reproductivo femenino, mientras que los problemas de fertilidad masculina son responsables de otro 1/3 de la infertilidad diagnosticada. En cuanto a los otros 1/3 de los casos de infertilidad, los médicos simplemente no pueden encontrar una causa de por qué una pareja no puede concebir.

El tratamiento de la infertilidad masculina tiene como objetivo identificar la causa y tratar de remediarla. Existen varias opciones de tratamiento para los problemas de fertilidad masculina, según la razón de la incapacidad de concebir.

Tratamiento para problemas físicos

Hormonas

Como se mencionó anteriormente, los hombres con niveles anormales de hormonas pueden recibir medicamentos para normalizar estos niveles. La testosterona puede mejorar el deseo sexual.

Terapia psicológica

Muchos problemas sexuales tienen una base en la disfunción psicológica. Los hombres que son impotentes o que sufren de eyaculación precoz pueden asistir a sesiones de asesoramiento. La ansiedad, el miedo y la culpa son todas emociones potentes que pueden tener un efecto negativo en la función sexual, y a su vez, pueden afectar la capacidad del varón de impregnar con éxito a su pareja. A veces, el asesoramiento en pareja puede ser beneficioso, enseñando a las parejas cómo comunicarse de manera más efectiva y reduciendo los sentimientos negativos que pueden llevar a la disfunción sexual.

Tratamiento de condiciones médicas

Los hombres que sufren de una enfermedad física pueden ser temporalmente incapaces de fecundar a sus parejas debido al bajo recuento de espermatozoides o los efectos físicos de su enfermedad. La posibilidad de embarazar a su pareja puede restablecerse cuando la enfermedad o condición física se haya tratado adecuadamente. Por esta razón, a menudo se recomienda un examen físico completo como el primer paso para evaluar los problemas de fertilidad.

Opciones de reproducción asistida

Hay varias opciones de reproducción asistida disponibles que se pueden probar cuando los hombres tienen conteos de espermatozoides bajos o ausentes:

Inseminación intrauterina

En IIU, se seleccionan y preparan espermatozoides masculinos. Luego se inyectan a través del cuello uterino y en el útero cuando la mujer está ovulando. Con frecuencia, los medicamentos se utilizan para estimular los ovarios de la mujer a fin de que produzcan múltiples folículos y así aumentar las posibilidades de una fertilización exitosa. La tasa de éxito de IIU es de aproximadamente 8% por ciclo. Las ventajas de IIU son que es relativamente barato y permite la selección de la mayor concentración de espermatozoides móviles.

Inseminación intracitoplásmica (IITC)

Este procedimiento puede usarse para hombres que tienen recuentos de espermatozoides muy bajos. Es un tipo de fertilización in vitro. En este procedimiento, un espermatozoide se inyecta directamente en un huevo. Para los hombres que parecen no tener espermatozoides después del análisis de esperma, los espermatozoides pueden recuperarse bajo anestesia durante una biopsia testicular. La FIV es muy costosa, pero las tasas de éxito pueden llegar al 20% por ciclo. Todo el procedimiento, sin embargo, puede ser físicamente difícil para la mujer.

Inseminación del donante (ID)

Para los hombres que no tienen espermatozoides, el uso de esperma de donantes puede ser la única opción. En la inseminación de donantes, los donantes son cuidadosamente examinados para detectar enfermedades. Es posible elegir un donante de esperma que comparta las características físicas del macho, como el color de ojos y cabello. A los hombres no les resulta fácil tomar la decisión de usar espermatozoides de donantes; las únicas otras opciones disponibles cuando el hombre no tiene espermatozoides son adoptar o permanecer sin hijos. Para los hombres que desean experimentar el embarazo y el parto con su pareja, la inseminación de donantes puede ser una buena opción, en comparación con la adopción, que puede ser muy costosa y puede llevar años.

Gracias a los milagros de la ciencia moderna, muchos hombres que no hubieran podido engendrar un hijo en el pasado ahora pueden hacerlo. Ya sea que los problemas de infertilidad masculina sean de naturaleza física o sexual, hay muchos medicamentos, terapias y técnicas de reproducción asistida, como IIU e inseminación intracitoplásmica, que pueden ayudar a los hombres a alcanzar su sueño de paternidad.

Comments are closed.