Las hemorroides son venas hinchadas e irritadas alrededor del ano o el recto que pueden durar períodos de tiempo variables. En algunas personas, las hemorroides desaparecen por sí solas después de unos días. En otros casos, pueden convertirse en una ocurrencia regular.
Algunas personas pueden necesitar medicamentos o procedimientos médicos para minimizar sus síntomas y reducir las hemorroides.

Una persona con hemorroides puede encontrar sentado muy incómodo.
Una persona con hemorroides puede encontrar sentado muy incómodo.

Las hemorroides pueden causar dolor y hacer que las actividades simples, como sentarse o caminar, sean incómodas o desafiantes.

En este artículo, aprende más sobre cuánto duran las hemorroides y cómo obtener alivio.

Duración

No hay una duración establecida para las hemorroides. Las hemorroides pequeñas pueden desaparecer sin ningún tratamiento dentro de unos días.

Las hemorroides grandes y externas pueden tardar más en sanar y pueden causar dolor e incomodidad significativos. Si las hemorroides no se resolvieron en unos días, es mejor consultar a un médico para recibir tratamiento.

Los factores de riesgo para hemorroides severas o recurrentes incluyen:

  • no obtiene suficiente fibra
  • tener sobrepeso u obesidad
  • estar embarazada
  • tener estreñimiento crónico
  • tener diarrea crónica
  • músculos envejecidos
  • sentarse en el baño por mucho tiempo
  • esforzarse mientras defeca
  • tener relaciones anales
  • uso excesivo o abuso de enemas o laxantes

Algunos de los factores anteriores también pueden dificultar la cicatrización de las hemorroides, permitiendo que el problema persista durante más tiempo.

Tratamiento

Algunas hemorroides no requieren tratamiento y desaparecerán por sí solas en unos pocos días. Durante este tiempo, una persona debe descansar y evitar hacer algo que ejerza presión o ejerza presión sobre el área.

Artículo relacionado >  Tratamiento de hemorroides durante el embarazo

Los tratamientos de venta libre (OTC) pueden funcionar para algunas personas. Las cremas medicadas, como el gel de fenilefrina (Preparación H), pueden ayudar a aliviar el picor y la incomodidad.

Si los tratamientos OTC tienen poco o ningún efecto, un médico puede recetar ungüentos más efectivos.

Las personas que a menudo tienen hemorroides o experimentan complicaciones, como sangre en las heces, deben hablar con un médico. El médico puede recomendar tratamientos alternativos o realizar pruebas para descartar causas subyacentes.

Las personas que experimentan hemorroides severas pueden necesitar un tratamiento más intenso, incluidos los procedimientos médicos. Estos procedimientos pueden incluir:

  • Ligadura de banda de goma, que es el procedimiento no quirúrgico más común para eliminar hemorroides. Un médico colocará una banda pequeña y apretada alrededor de la hemorroide para cortar la circulación hacia el tejido y permitir que se caiga.
  • Escleroterapia, durante la cual un médico inyecta un medicamento químico en la hemorroide para reducirlo. Los médicos también pueden usar calor, luz o temperaturas de congelación para lograr esto.
  • La extirpación quirúrgica, que los médicos solo recomiendan en los casos en que las hemorroides no responden a los métodos en el hogar o en el consultorio. La cirugía generalmente es exitosa e impide que las hemorroides vuelvan.

Recuperación

Para las personas que reciben hemorroides regularmente, algunos cambios en la dieta y el estilo de vida pueden ayudar con la curación y la prevención.

Dieta

Comer muchos alimentos ricos en fibra puede ablandar las heces, lo que facilita su aprobación
Comer muchos alimentos ricos en fibra puede ablandar las heces, lo que facilita su aprobación

Esfuerzo durante los movimientos intestinales es una causa común de hemorroides, pero las personas pueden hacer ajustes dietéticos para reducir su necesidad de tensión.

Incluir una gran cantidad de alimentos ricos en fibra en la dieta generalmente es beneficioso. Las fibras vegetales de frutas, vegetales, nueces y granos ayudan a recolectar agua en las heces, haciéndola más suave y más fácil de pasar.

Artículo relacionado >  Hemorroides: causas, síntomas y tratamiento

Complementar la dieta con fibra soluble, como metilcelulosa (Citrucel) o psyllium (Metamucil), puede reducir el estreñimiento.

Beber mucha agua durante el día ayuda a garantizar que el cuerpo tenga suficiente agua para una digestión saludable, lo que también puede aliviar el estreñimiento.

Estilo de vida

Hacer algunos pequeños cambios en el estilo de vida puede ayudar a minimizar los síntomas de las hemorroides. Algunos consejos incluyen:

  • Usando un taburete pequeño para sostener las piernas mientras defeca. Esto cambiará la posición del canal anal, lo que puede facilitar el paso de las heces.
  • Evitar retrasar una evacuación intestinal cuando surja la necesidad.
  • Tomando duchas regulares.
  • Lave suavemente el ano en la ducha después de cada evacuación intestinal o use toallitas húmedas para el baño o agua de un bidet.
  • Tomar un baño de asiento tibio para aliviar los síntomas.
  • Sentado en una bolsa de hielo para reducir el dolor o la incomodidad.
  • Hacer ejercicio regularmente para ayudar a estimular las deposiciones.
  • Pasar demasiado tiempo en el inodoro puede hacer que la sangre se acumule en las venas del recto o les presione innecesariamente.

Si bien los cambios en la dieta pueden reducir el tiempo del baño, las personas también deben evitar llevar un teléfono inteligente, un periódico o un libro al baño.

Entendiendo las hemorroides

Las hemorroides provienen de pequeños grupos de venas cerca de las membranas mucosas del ano y el recto inferior. Se desarrollan cuando las venas se hinchan o irritan.

Las hemorroides internas aparecen dentro del recto inferior y no son visibles a simple vista. Este tipo de hemorroide no puede causar dolor o irritación, pero una persona puede tener otros síntomas.

Las hemorroides externas aparecen en la parte externa del ano y comúnmente causan dolor y malestar.

Los síntomas de las hemorroides pueden variar de persona a persona, pero a menudo incluyen:

  • un bulto externo al ano
  • dolor o malestar
  • picazón, incluso después de limpiar el área
  • hinchazón cerca del ano
  • una sensación de ardor al defecar o en reposo
Artículo relacionado >  ¿Qué se puede hacer acerca de las hemorroides durante el embarazo?

Una persona también puede notar sangre en el inodoro o en las heces.

Durante el embarazo

Las hemorroides son un problema común durante el embarazo. El peso extra que una mujer carga durante el embarazo puede ejercer presión sobre las venas del ano y el recto.

A medida que el útero crece, también ejerce presión sobre las venas cercanas al recto.

Los cambios hormonales pueden relajar las venas en esta área, lo que también puede hacer que las hemorroides sean más probables.

Los cambios hormonales y físicos también pueden causar problemas gastrointestinales, como estreñimiento o diarrea, que aumentan el riesgo de hemorroides en una persona.

Conclusión

Las hemorroides generalmente no son severas, pero pueden ser molestas y dificultar la vida diaria.

La duración de las hemorroides puede variar de persona a persona, pero hay una variedad de remedios de venta libre y opciones médicas disponibles para tratarlas.

También hay algunos cambios simples que las personas pueden hacer en su dieta y estilo de vida para lograr el alivio de los síntomas y prevenir la formación de nuevas hemorroides.


Fuentes:

  1. Ganz, RA (2013). La evaluación y el tratamiento de las hemorroides: una guía para el gastroenterólogo. Clinical Gastroenterology and Hepatology , 11 (6), 593-603. Obtenido de http://www.nghd.pt/nghd/images/treatmet_of_hemorroides_clin.gast.hepat._jun.pdf
  2. Hemorroides. (Dakota del Norte). Obtenido de https://www.niddk.nih.gov/health-information/digestive-diseases/hemorrhoids
  3. Lohsiriwat, V. (2012, 7 de mayo). Hemorroides: desde la fisiopatología básica hasta la gestión clínica. World Journal of Gastroenterology , 18 (17), 2009-2017. Obtenido de https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3342598/
  4. Lohsiriwat, V. (2015, 21 de agosto). Tratamiento de hemorroides: punto de vista de un coloproctólogo. World Journal of Gastroenterology , 21 (31), 9245-9252. Obtenido de https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4541377/