Las bacterias pueden infectar la próstata, y esto puede causar inflamación. El término médico para esto es prostatitis bacteriana. Puede causar dolor intenso y cambios en la micción.

Una persona con prostatitis tiene inflamación de la próstata.
Una persona con prostatitis tiene inflamación de la próstata.

La próstata es del tamaño de una nuez. Se encuentra justo debajo de la vejiga y produce un componente en el semen. La uretra, un tubo que conecta la vejiga con el pene, pasa a través de la próstata y transporta la orina.

Siga leyendo para obtener más información sobre los tipos, las causas y los síntomas de una infección de próstata.

Tipos de prostatitis

Cuando la causa es una infección, hay dos tipos principales de prostatitis:

Prostatitis bacteriana aguda

Si una persona tiene una infección de próstata aguda o de corta duración, los síntomas son graves y se desarrollan repentinamente.

Prostatitis es el término para la inflamación de la próstata. La prostatitis aguda es poco frecuente y la causa es siempre una infección.

La infección requiere tratamiento inmediato, ya que la condición puede causar complicaciones graves.

Prostatitis bacteriana crónica

La prostatitis bacteriana crónica a largo plazo causa síntomas que tienden a aparecer y desaparecer durante varios meses.

Si una infección es responsable de la inflamación, la comunidad médica llama a esta condición prostatitis bacteriana crónica.

Si hay una causa diferente, la condición se llama prostatitis crónica o síndrome de dolor pélvico crónico, y afecta al 10-15 por ciento de los hombres.

¿Cuales son las causas?

La prostatitis aguda es el resultado de una infección bacteriana. A menudo, las bacterias de la orina se diseminan a la glándula prostática.

Si los antibióticos no matan a la bacteria, la prostatitis puede reaparecer y volverse crónica.

Leer ahora >  La prostatitis no siempre es obvia

Si una persona no tiene una infección bacteriana, la prostatitis puede ser el resultado de:

  • daño al nervio en el tracto urinario inferior, después de una cirugía o trauma
  • la respuesta del sistema inmune a una infección previa del tracto urinario (ITU)

Factores de riesgo

Algunas personas son más propensas a contraer infecciones de próstata. Los factores de riesgo incluyen:

  • tener 50 años o menos
  • usar un catéter
  • tener una infección de vejiga o ITU actual
  • tener un historial de episodios de prostatitis
  • haber sufrido lesiones en la pelvis sometidas a procedimientos que involucran la uretra o la próstata
  • tener VIH o SIDA

Síntomas

Los signos y síntomas de la prostatitis bacteriana dependen de si es aguda o crónica.

Prostatitis bacteriana aguda

Los síntomas aparecen de repente y son severos. Pueden incluir:

  • orina con un olor desagradable
  • sangre en la orina o el semen
  • dolor de cuerpo
  • dolor ardiente al orinar
  • dificultad para orinar
  • fiebre o escalofríos
  • micción frecuente
  • náusea
  • nicturia (orinar 2-3 veces por noche)
  • dolor en la parte inferior del abdomen o la parte inferior de la espalda
  • vómitos

La prostatitis bacteriana aguda requiere atención médica inmediata.

Prostatitis bacteriana crónica

Estos síntomas pueden ser de leves a moderados y se desarrollan gradualmente o aparecen y desaparecen durante varios meses.

La comunidad médica considera que la prostatitis bacteriana es crónica si los síntomas están presentes por al menos 3 meses e incluyen:

  • una necesidad urgente de orinar
  • dolor de vejiga
  • dolor ardiente durante la micción
  • dificultad para orinar
  • micción frecuente
  • dolor en la parte inferior del abdomen, la espalda o la ingle
  • dolor en los testículos o el pene
  • eyaculación dolorosa
  • una ITU
Leer ahora >  Problemas de próstata - Lo que usted necesita saber

Diagnóstico

Un médico puede necesitar realizar un análisis de sangre para diagnosticar la infección
Un médico puede necesitar realizar un análisis de sangre para diagnosticar la infección

Para diagnosticar una infección de próstata, un médico puede:

  • tomar un historial médico
  • preguntar por los síntomas
  • realizar un examen físico, incluido un examen rectal digital
  • analizar una muestra de orina para detectar signos de infección

El médico también puede ordenar uno o más de los siguientes:

  • análisis de sangre para verificar si hay signos de infección u otro problema
  • análisis de semen, para buscar signos de una infección
  • pruebas de imagen, para verificar obstrucciones u otros problemas en el tracto urinario o la próstata
  • masaje prostático, que consiste en masajear la próstata y controlar la descarga de anormalidades
  • una biopsia, que implica extraer un poco de tejido de la próstata y examinarlo con un microscopio

Estas pruebas pueden confirmar un diagnóstico de prostatitis y descartar otras afecciones, como el cáncer.

Los resultados también pueden ayudar a determinar el mejor curso de tratamiento.

Opciones de tratamiento

Los tratamientos médicos y naturales pueden ayudar a las personas con prostatitis.

Medicación

Los medicamentos para la prostatitis incluyen:

  • antibióticos
  • alfabloqueantes
  • medicamentos antiinflamatorios

Para aliviar el dolor y la inflamación, algunas personas toman medicamentos antiinflamatorios no esteroideos. Estos están disponibles sin receta (OTC) o con receta médica.

Cirugía

La cirugía puede ser necesaria, aunque esto no es común.

Los cirujanos pueden eliminar bloqueos o cicatrices de la vejiga, lo que puede mejorar el flujo de orina y reducir los síntomas de la prostatitis.

Leer ahora >  Infección por Clostridium difficile en adultos: tratamiento y prevención

Tratamientos naturales

Los remedios caseros pueden ayudar a aliviar los síntomas, pero generalmente no pueden eliminar las bacterias de la próstata. El tratamiento médico generalmente es necesario.

Los remedios caseros incluyen:

  • beber más agua para ayudar a eliminar las bacterias
  • evitar los irritantes de la vejiga, como el alcohol, la cafeína y los alimentos picantes
  • sumergirse en un baño de asiento caliente
  • usar una almohadilla térmica para aliviar el dolor
  • evitar las actividades que irritan la próstata, como el ciclismo, los paseos a caballo y cualquier cosa que implique períodos prolongados de sesión
  • practicar ejercicios de Kegel, para entrenar la vejiga

Algunas personas encuentran alivio de las siguientes terapias alternativas:

  • acupuntura
  • biorretroalimentación
  • suplementos a base de hierbas, como ballico y palma enana americana

Conclusión

Cualquier persona con síntomas de una infección bacteriana de próstata debe ver a un médico de inmediato.

Si una persona no recibe tratamiento, la condición puede causar complicaciones, tales como:

  • un absceso en la próstata
  • bacteriemia (una infección bacteriana de la sangre)
  • dolor crónico
  • epididimitis (inflamación en la parte posterior de los testículos)
  • esterilidad
  • problemas urinarios

Para evitar complicaciones y aliviar los síntomas, busque atención médica inmediata y siga el plan de tratamiento del médico.

Una persona puede tener que cambiar a un antibiótico diferente antes de ver los resultados. Además, en algunos casos, una infección de próstata bacteriana crónica solo puede desaparecer completamente después de meses de tratamiento con antibióticos.