El agotamiento emocional puede surgir cuando alguien experimenta un período de estrés excesivo en su vida laboral o personal.

Cuando las personas experimentan agotamiento emocional, puede hacer que se sientan emocionalmente agotados, abrumados y fatigados. Estos sentimientos tienden a acumularse durante un largo período, aunque es posible que las personas no noten las primeras señales de advertencia.

Esto puede tener un impacto significativo en la vida cotidiana, las relaciones y el comportamiento de una persona. En este artículo, analizamos los síntomas, las causas y los factores de riesgo del agotamiento emocional, y exploramos las diversas maneras en que las personas pueden tratarlo o evitar que suceda.

¿Qué causa el agotamiento emocional?

El estrés prolongado o extremo puede provocar el agotamiento emocional
El estrés prolongado o extremo puede provocar el agotamiento emocional

El agotamiento emocional generalmente surge después de un período de estrés .

Diferentes cosas pueden contribuir al agotamiento emocional en las personas, dependiendo de la tolerancia de una persona al estrés y otros factores en sus vidas en ese momento.

Ejemplos de cosas que pueden desencadenar el agotamiento emocional incluyen:

  • pasar por un cambio significativo en la vida, como el divorcio o la muerte de un ser querido
  • ser un cuidador
  • experimentando estrés financiero
  • tener un bebé o criar hijos
  • estar sin hogar
  • hacer malabares con varias cosas a la vez, como el trabajo, la familia y la escuela
  • vivir con una condición médica crónica
  • trabajar largas horas
  • trabajar en un ambiente de alta presión

Por lo general, el agotamiento emocional ocurre si alguien se siente abrumado por los factores en su vida. Pueden creer que tienen una falta de control sobre su vida o pueden no estar equilibrando correctamente el autocuidado con las demandas de la vida.

Los síntomas

El agotamiento emocional causa efectos físicos y emocionales que, a su vez, pueden afectar el comportamiento de una persona. Los síntomas pueden acumularse con el tiempo y con estrés repetido, aunque las personas pueden no reconocer las advertencias tempranas.

Es necesario observar y reconocer los síntomas de agotamiento emocional en uno mismo y en los demás para que la persona pueda comenzar a tomar medidas para sentirse mejor.

Aquí, discutimos algunos síntomas comunes de agotamiento emocional:

1. Cambio de humor

El agotamiento emocional afecta el estado de ánimo y la salud mental de una persona.

Las personas pueden notar inicialmente que se sienten más cínicas o pesimistas de lo habitual. Pueden perder su motivación para trabajar, socializar o realizar tareas simples.

Eventualmente, estos sentimientos pueden volverse más fuertes y hacer que las personas se sientan atrapadas o desconectadas.

El agotamiento emocional puede llevar a sentimientos de:

  • ira e irritabilidad
  • ansiedad
  • apatía
  • depresión
  • fracaso
  • falta de motivación
  • desesperación
  • pesimismo

Las personas que experimentan ansiedad, depresión y pensamientos de autolesión deben buscar la ayuda de un médico o terapeuta lo antes posible.

2. Dificultades de pensamiento.

Aquellos con agotamiento emocional pueden experimentar cambios en el pensamiento y la memoria. Algunas personas se refieren a estos síntomas como “niebla cerebral”. Incluyen:

  • confusión
  • dificultad para concentrarse
  • olvido
  • falta de imaginación
  • pérdida de memoria

La investigación sugiere que el agotamiento, que implica agotamiento emocional, está vinculado a una disminución en tres áreas cognitivas principales:

  • función ejecutiva, como planificación y organización.
  • atención
  • memoria

Los cambios cognitivos pueden ser especialmente difíciles cuando una persona está tratando de hacer malabarismos con situaciones estresantes, incluida la presión laboral o las tareas emocionalmente exigentes.

3. Problemas de sueño.

Durante los períodos estresantes de la vida, puede ser difícil mantener un patrón de sueño regular.

Las personas con agotamiento emocional también se sienten físicamente fatigadas y pueden tener dificultades para quedarse dormidas o quedarse dormidas por la noche. De lo contrario, pueden quedarse dormidos en la mañana.

El mal humor y la niebla mental pueden dificultar levantarse de la cama por la mañana o salir del día.

4. Cambios físicos

Los problemas emocionales pueden manifestarse de manera física, incluyendo:

5. Efectos sobre el trabajo y las relaciones personales

Los cambios físicos, emocionales y cognitivos pueden afectar las relaciones de una persona y su capacidad para funcionar en su hogar y lugar de trabajo, como:

  • menos capacidad para conectarse con otros a nivel personal o emocional
  • mayores tasas de ausentismo laboral
  • falta de entusiasmo en el trabajo y en la vida personal
  • baja autoestima
  • plazos perdidos
  • pobre desempeño laboral
  • retiro social de los demás

¿Quién está en riesgo de agotamiento emocional?

Cualquiera puede experimentar agotamiento emocional, especialmente si viven con estrés a largo plazo o si han experimentado un cambio significativo en sus vidas recientemente.

Pero algunas personas están en mayor riesgo que otras, incluidas las personas que experimentan lo siguiente:

Trabajos exigentes

Aquellos en trabajos exigentes o estresantes son más propensos a experimentar agotamiento emocional y agotamiento que otros.

Por ejemplo, los profesores de medicina en las primeras etapas de su carrera muestran indicadores más altos de agotamiento emocional y riesgo de agotamiento, según un estudio de 2014 de los Países Bajos.

La investigación sugiere que las personas con altas demandas de trabajo, y aquellas que están preocupadas por sus pensamientos sobre el trabajo durante el tiempo libre, están en mayor riesgo.

Los oficiales de policía, enfermeras, trabajadores sociales y maestros también pueden estar en mayor riesgo que otros.

El riesgo de agotamiento emocional aumenta para cualquiera que:

  • trabaja en un trabajo que no les gusta
  • tiene un mal trabajo
  • trabaja largas horas
  • siente una falta de control en el trabajo

Perfeccionismo

Las personas que luchan por lo que ven como “perfección” en una o más áreas de sus vidas a menudo experimentan agotamiento emocional y agotamiento. Numerosos estudios han citado el perfeccionismo como un factor de riesgo para tales condiciones.

A modo de explicación, es más probable que los perfeccionistas se sometan a un estrés excesivo al asumir más de lo que pueden manejar cómodamente.

Soledad

La soledad puede aumentar los sentimientos de agotamiento emocional y agotamiento. Las personas sin muchas relaciones cercanas pueden tener menos personas con quienes compartir sus sentimientos.

La investigación sugiere que fomentar las relaciones sociales puede ayudar a las personas a disminuir los efectos dañinos del agotamiento, potencialmente, al promover la resiliencia y una sensación de mayor bienestar.

Autocuidado pobre

Las personas que no priorizan su propio bienestar pueden ser más propensas al agotamiento emocional. Esto puede incluir a aquellos que no hacen suficiente ejercicio, no duermen o alimentos saludables.

Por ejemplo, algunas investigaciones relacionan el sueño insuficiente con un mayor riesgo de agotamiento.

El consumo excesivo de alcohol o drogas ilícitas también puede aumentar el riesgo, especialmente si las personas usan estas en lugar de técnicas de afrontamiento más constructivas.

Otros factores

Las personas pueden ser más propensas a experimentar agotamiento emocional si:

  • usar estrategias de afrontamiento dañinas, como las drogas o el alcohol, para lidiar con el estrés
  • sienten que tienen muy pocos recursos personales, como estatus, dinero o apoyo
  • vivir o trabajar en una cultura que no valora su libertad de expresión

Agotamiento emocional y agotamiento físico

Los psicólogos comenzaron a usar el término “agotamiento” en la década de 1970 para describir los efectos del estrés severo en los profesionales de “ayuda”, como médicos y enfermeras.

Hoy en día, las personas usan el “agotamiento” para describir los resultados del estrés crónico en cualquier persona. Aun así, no existe una definición clara de agotamiento.

Según la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos , el agotamiento emocional es uno de los síntomas del agotamiento. Los otros dos son:

  • Enajenación de las actividades laborales. Aquellos con agotamiento se vuelven cada vez más estresados ​​por su trabajo. Pueden sentirse menos comprometidos con su organización y pueden distanciarse emocionalmente de sus colegas.
  • Rendimiento reducido. El agotamiento causa cinismo y sentimientos de negatividad sobre las tareas relacionadas con el trabajo. Junto con el agotamiento emocional, esto lleva a las personas con agotamiento al trabajo a no cumplir con los plazos y, por lo demás, a tener un mal desempeño en el trabajo.

Tratamiento y consejos para la recuperación

Para reducir el agotamiento emocional y el agotamiento, las personas normalmente necesitan hacer cambios en el estilo de vida. En algunos casos, pueden requerir medicamentos o terapia. Los tratamientos y consejos para ayudar a la recuperación incluyen:

Reduce el estres

Donde sea posible, las personas deben tratar de reducir las fuentes de estrés. Es posible que puedan asumir menos tareas, delegar a otros y pedir ayuda. Otro aspecto es considerar cambiar a un rol u organización diferente si el trabajo es una fuente importante de estrés.

Hacer elecciones de estilo de vida saludables

Vivir una vida saludable puede mejorar la salud física y mental y fomentar la resiliencia. Para hacer esto:

  • coma una dieta equilibrada, rica en frutas, verduras, granos integrales y fuentes magras de proteínas
  • limite la cantidad de alcohol que bebe
  • evite fumar tabaco
  • haga ejercicio durante 30 minutos al día, la mayoría de los días de la semana
  • establezca una rutina para dormir yendo a la cama a la misma hora todas las noches y duerma de 7 a 9 horas

Mantener un buen equilibrio trabajo-vida

Las personas deben tratar de no dejar que el trabajo o el cuidado de un ser querido se haga cargo, y asegurarse de planificar vacaciones regulares y días de descanso.

Las personas deben tomar descansos programados a lo largo del día y dedicar tiempo a las cosas que disfrutan al menos semanalmente. Esto puede incluir:

  • dibujar
  • coleccionar artículos, como sellos o monedas
  • trabajos de jardinería
  • leer
  • ver una pelicula
  • pasar tiempo con mascotas
  • caminar en el parque
  • practicar la atención plena

La práctica regular de la atención plena puede reducir la ansiedad y la depresión y mejorar el estado de ánimo.

Según un estudio de investigación , las personas que practican la atención plena informan significativamente menos agotamiento emocional y más satisfacción en el trabajo que las que no usan las técnicas de atención plena.

Conectar con otros

La desconexión social es tanto un síntoma como un factor de riesgo para el agotamiento emocional. Para evitar el agotamiento emocional y otros problemas de salud mental, las personas deben tratar de conectarse con los demás siempre que sea posible.

Reunirse con un amigo, unirse a un club o grupo de caminatas y comunicarse con la familia y los vecinos son formas de conectarse socialmente.

Cambia tu actitud

Cambiar los pensamientos de una persona puede alterar sus estados de ánimo y comportamientos. Estos pequeños cambios pueden tener un gran impacto en el bienestar físico y emocional. Ejemplos de formas de cambiar el pensamiento negativo incluyen:

  • centrándose en lo que está pasando en la vida en lugar de lo que no está
  • sustituyendo los pensamientos negativos por otros más positivos o realistas.
  • evitando comparaciones con otros.
  • aceptando que a veces se producen sentimientos negativos y no combatirlos.
  • permaneciendo en el presente en lugar de centrarse en el pasado o intentar anticipar el futuro
  • recordando que estos sentimientos inútiles pasarán

Consulte a un terapeuta o doctor

La terapia puede ser una forma efectiva de tratar el agotamiento emocional. Un terapeuta puede ayudar a las personas a superar el estrés, la ansiedad y la depresión. Pueden ayudar a los individuos a desafiar los pensamientos negativos y equiparlos con nuevas habilidades de afrontamiento.

A veces, un médico puede recomendar medicamentos para tratar la depresión o la ansiedad, como antidepresivos , medicamentos contra la ansiedad o medicamentos para ayudar a dormir.

Prevención

Muchos de los tratamientos para el agotamiento emocional también pueden ayudar a prevenir que ocurra en primer lugar. Éstos incluyen:

  • reducir los estresores en el hogar y en el trabajo
  • participar en actividades agradables
  • tomarse el tiempo para uno mismo
  • comer una dieta saludable
  • hacer ejercicio regularmente
  • limitar el alcohol y evitar el tabaco.
  • dormir lo suficiente
  • mantener un buen equilibrio trabajo-vida
  • conectar con amigos, familiares y otros
  • mantener una mentalidad positiva
  • practicar la atención plena y la meditación
  • buscar ayuda profesional al inicio de la ansiedad u otros cambios en el estado de ánimo

Conclusión

Las personas pueden experimentar agotamiento emocional después de un período de estrés excesivo. Puede tener efectos de gran alcance en la salud física y mental de una persona, sus carreras y las relaciones con los demás.

El cuidado de los síntomas puede ayudar a las personas a tomar medidas para mejorarlos. Los cambios en el estilo de vida y los métodos de reducción del estrés pueden ayudar.


Referencias
  1. Deligkaris, P., Panagopoulou, E., Montgomery, AJ, y Masoura, E. (2014, 30 de abril). El agotamiento laboral y el funcionamiento cognitivo: una revisión sistemática [Resumen]. Trabajo y estrés , 28 (2), 107–123. Obtenido de https://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/02678373.2014.909545
  2. Depresión: ¿Qué es el agotamiento? (2017, 12 de enero). Obtenido de https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmedhealth/PMH0072470/
  3. D’Souza, F., Egan, SJ, y Rees, CS (2011, 1 de mayo). La relación entre perfeccionismo, estrés y agotamiento en psicólogos clínicos [Resumen]. Cambio de comportamiento , 28 (1), 17–28. Obtenido de https://www.cambridge.org/core/journals/behaviour-change/article/relationship-between-perfectionism-stress-and-burnout-in-clinical-psychologists/46E3EE385FC009C78D6FF5C5AD02D71E
  4. Hülsheger, UR, Alberts, HJEM, Feinholdt, A., y Lang, JWB (2013). Beneficios de la atención plena en el trabajo: el papel de la atención plena en la regulación de las emociones, el agotamiento emocional y la satisfacción laboral [Resumen]. Diario de psicología aplicada , 98 (2), 310-325. Obtenido de http://psycnet.apa.org/record/2012-34922-001
  5. Rogers, E., Polonijo, AN, y Carpiano, RM (2016, noviembre). Superar con un poco de ayuda de amigos y colegas: probar cómo las redes de apoyo social de los residentes afectan la soledad y el agotamiento [Resumen]. Médico de familia canadiense , 62 (11), e677 – e683. Obtenido de http://www.cfp.ca/content/62/11/e677.short
  6. Söderström, M., Jeding, K., Ekstedt, M., Perski, A., y Akerstedt, T. (2012, abril). El sueño insuficiente predice el agotamiento clínico [Resumen]. Revista de psicología de la salud ocupacional , 17 (2), 175–183. Obtenido de https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22449013
  7. Tijdink, JK, Vergouwen, ACM, y Smulders, YM (2014, 4 de septiembre). Agotamiento emocional y agotamiento entre los profesores de medicina; Una encuesta a nivel nacional [Resumen]. BMC Medical Education , 14 , 183. Obtenido de https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4167137/
  8. Toker, S., Melamed, S., Berliner, S., Zeltser, D., y Shapira, I. (2012, octubre). Agotamiento y riesgo de enfermedad coronaria: un estudio prospectivo de 8838 empleados [Resumen]. Medicina psicosomática , 74 (8), 840–847. Obtenido de https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23006431