El asma bronquial es una enfermedad inflamatoria de las vías respiratorias que causa su estrechamiento con las consiguientes dificultades respiratorias (disnea). Por lo general es una enfermedad progresiva que ocurre en la infancia, pero puede afectar a personas de cualquier edad. Aunque muchas opciones de tratamiento están disponibles, todavía hay un número significativo de pacientes con síntomas mal regulados.

Causas, síntomas y diagnóstico del asma
Causas, síntomas y diagnóstico del asma

Causas del asma

Basado en el origen de la enfermedad, puede clasificarse como asma alérgico y no alérgico. El asma alérgico es causado por alérgenos del medio ambiente a los que una persona tiene una mayor sensibilidad. Los alérgenos más comunes incluyen: polen de árboles y hierbas, ácaros del polvo, caspa de animales, etc. Otras sustancias incluyendo los contaminantes pueden agravar los síntomas del asma, aunque no inicien el proceso patológico. Estos incluyen: la exposición al aire frío, el humo, la contaminación del aire, ambientadores, perfumes y habitaciones polvorientas. Evitar estos factores puede ayudar a controlar mejor la enfermedad. El asma no alérgica suele ser desencadenado por otros factores, como el estrés, la ansiedad, el aire frío y seco, el ejercicio, el humo, los virus, la hiperventilación y otros irritantes.

Artículo relacionado >  ¿Qué causa el dolor de la pierna?

Los síntomas del asma

Los síntomas de asma no alérgico y alérgico son muy similares. El proceso patológico principal abarca el estrechamiento de las vías respiratorias (broncoconstricción) y el exceso de acumulación de moco. Estos procesos patológicos se manifiestan como episodios de asma. La frecuencia de los ataques de asma depende de la gravedad de la enfermedad y el cumplimiento de un plan de tratamiento adecuado. Los pacientes con ataques de asma generalmente llaman a la ambulancia después de intentos fallidos de manejar el ataque usando medicamentos prescritos, como inhaladores.

El asma suele estar bien controlado a largo plazo con corticosteroides, agonistas beta-adrenérgicos y parassimpatolíticos. Se caracteriza por reversibilidad de los síntomas. Es decir, una persona con asma tiene volúmenes y capacidades pulmonares normales excepto durante el ataque. El asma mal controlado puede progresar hasta enfisema (ruptura de paredes alveolares y creación de espacios vacíos más grandes en el tejido pulmonar) y bronquitis crónica, que se unen en un término denominado enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). En la EPOC, los cambios en la función pulmonar son irreversibles, lo que significa que los valores bajos de los volúmenes y capacidades pulmonares están presentes incluso fuera del ataque.

Diagnóstico del asma

El diagnóstico de asma bronquial se realiza en base a la anamnesis del paciente, historial médico del paciente y pruebas funcionales de la función pulmonar y pruebas de parches cutáneos para alérgenos comunes. Si todas las pruebas son normales al principio, se realizan pruebas de broncoconstricción provocada. Sobre la base de los resultados de estas pruebas, su médico determinará la naturaleza y gravedad de su asma y le sugerirá el tratamiento adecuado.

Artículo relacionado >  Vulvovaginitis: Causas de inflamación, dolores y prurito de la vulva y zona vaginal

Opciones de tratamiento del asma

Los corticosteroides tienen un efecto antiinflamatorio a largo plazo y pueden usarse localmente (inhalaciones) o sistémicamente (tabletas orales). Las inhalaciones son la forma preferida para evitar complicaciones de uso sistémico. Las medidas avanzadas utilizadas para los ataques de asma aguda incluyen inyecciones intravenosas de corticosteroides y aminofilina. Los corticosteroides bloquean el proceso inflamatorio y la aminofilina dilata los bronquios, mejorando así la respiración.

Los pacientes con asma deben atenerse a la terapia prescrita para prevenir las complicaciones a largo plazo y la progresión de la enfermedad. Evitar alérgenos también es muy importante, ya que reduce la frecuencia de ataques de asma. Hoy en día, hay vacunas para diferentes tipos de alergias que pueden disminuir significativamente o incluso eliminar los síntomas de la alergia. Aunque el asma alérgica es una enfermedad autosostenible una vez que se desencadena, los síntomas y la progresión de la enfermedad pueden disminuir significativamente controlando la alergia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *