Terapia de células madre para la estomatitis felina

La estomatitis felina, comúnmente conocida como gingivoestomatitis, es una inflamación dolorosa de las encías de un gato y la parte posterior de la boca.

Terapia de células madre para la estomatitis felina
Terapia de células madre para la estomatitis felina

A medida que avanza la afección, a los gatos afectados les cuesta comer y tragar, y pueden sufrir daños en los dientes. La estomatitis produce una calidad de vida severamente disminuida para las mascotas, así como una frustración inmensa para sus padres.

La causa de la estomatitis no está clara. Muchos gatos afectados han sido expuestos a herpesvirus o calicivirus. Sin embargo, parece que es predominantemente una enfermedad inmunomediada con el sistema inmunitario del gato reaccionando a la placa en sus dientes.

Hay una serie de opciones de tratamiento para gatos con estomatitis, que incluyen antibióticos, medicamentos antiinflamatorios y atención dental regular para mantener los dientes libres de placa. Los padres de mascotas deben mantener la higiene dental en el hogar con lavados de clorhexidina y el cepillado frecuente de los dientes de sus mascotas. Si la respuesta no es satisfactoria, el siguiente paso en el tratamiento de esta afección es eliminar todos los dientes del gato. A pesar de estos esfuerzos, la gingivitis puede volverse crónica y es muy difícil de manejar.

Un equipo veterinario de la Universidad de California, ha estado explorando el uso de la terapia con células madre para tratar la gingivitis felina. Las células madre tienen la capacidad de diferenciarse en varios tipos de células. Esto les confiere propiedades antiinflamatorias y curativas y les permite regenerar los tejidos dañados.

Leer ahora>  Hábitos saludables

Bob, un gato doméstico de catorce años, había pasado por todas las terapias conocidas para la gingivitis, incluida una extracción bucal completa. Bob no respondió bien y todavía sufría con encías dolorosas. Como último recurso, Bob fue tratado con células madre extraídas de su propia grasa corporal. Estas células se inyectaron por vía intravenosa y trabajaron rápidamente para reducir la inflamación oral y el dolor. Bob se sometió a dos tratamientos con células madre y regresó al hospital de enseñanza veterinaria para exámenes mensuales. En su chequeo de tres meses, Bob estaba libre de todos los signos de gingivitis.

Este éxito llevó a los científicos a realizar más estudios con siete gatos con gingivitis severa. Cinco de los siete respondieron muy bien con una remisión completa o una mejora significativa de sus síntomas. Los científicos no están seguros de por qué dos de los participantes del estudio no mejoraron con la terapia con células madre, pero los resultados hasta ahora sugieren que es una opción de tratamiento que justifica una investigación adicional.

No hay muchas desventajas al tratar a un gato con sus propias células madre. El riesgo más importante es el desarrollo de coágulos de sangre dentro de las 72 horas posteriores a la inyección intravenosa de las células madre. Por esta razón, los gatos deben ser hospitalizados durante tres días después de cada tratamiento para que puedan ser monitoreados de cerca.

Leer ahora>  Las diferencias entre una enfermera veterinaria y un asistente veterinario

La terapia con células madre parece ser una forma segura y eficaz de tratar la gingivitis dolorosa en gatos. Los efectos secundarios son raros y los resultados son buenos. Los estudios sobre este método de tratamiento de gatos con gingivitis también pueden proporcionar información valiosa sobre cómo se puede usar para tratar a las personas con enfermedades inflamatorias orales.