Los pros y los contras de un servicio veterinario móvil

Muchos veterinarios ofrecen un servicio de asistencia domiciliaria, donde acuden a su hogar para examinar y tratar a su mascota para que no tenga que llevarlos a la oficina de veterinaria.

Los pros y los contras de un servicio veterinario móvil
Los pros y los contras de un servicio veterinario móvil

Algunos médicos no tienen ningún edificio de clínica y pasan su jornada laboral en la carretera. Esto tiene algunas ventajas para los padres de mascotas, pero también existen limitaciones para este tipo de práctica.

Una visita al hogar es muy útil en las siguientes situaciones:

  • Algunas mascotas no se adaptan bien al viaje en automóvil y los sonidos y olores desconocidos de la clínica. Al pedirle al veterinario que lo visite en casa, a su mascota se le ahorra la ansiedad de una visita a la consulta del veterinario.
  • Si el padre de una mascota tiene movilidad limitada, está confinado en su hogar o no tiene un automóvil para el transporte, un veterinario móvil facilita que sus mascotas sean tratadas con prontitud. No es necesario esperar a que un amigo lo ayude o esperar que un taxi le permita a su mascota en su vehículo.
  • Muchos veterinarios móviles tienen horarios de trabajo flexibles y pueden tratar afecciones de rutina en la noche o en el fin de semana. Esto puede ayudar a aquellos que tienen un horario de trabajo propio y no pueden ir a una clínica durante las horas de oficina.
  • Las visitas domiciliarias son particularmente útiles para problemas de comportamiento en los que una mascota puede comportarse de manera muy diferente en una situación clínica. Los veterinarios móviles permiten observar a la mascota en su propio entorno, interactuando con las personas y otras mascotas en el hogar.
  • Si tiene varias mascotas en casa, puede ser un trabajo difícil agruparlas en el automóvil y luego maniobrarlas con seguridad en la sala de consulta. Es mucho más sencillo que el veterinario venga a verlos, en lugar de llevarlos a la clínica.
  • Quizás la mejor razón para usar los servicios de un veterinario en casa es al final de la vida de su mascota, cuando es el momento de la eutanasia. Muchos padres de mascotas prefieren que los últimos momentos de sus mascotas se pasen en la comodidad de su hogar, donde se sienten más seguros.
Leer ahora>  Cómo mantener a los niños seguros alrededor de los perros

También hay algunas desventajas de tener un servicio móvil como su veterinario de atención primaria. Las visitas a domicilio suelen ser más caras que las visitas a la clínica, porque un veterinario móvil pasa más tiempo manejando entre las citas y no puede ver a tantos clientes como podrían si estuvieran en una clínica. También puede ser más difícil para ellos realizar un examen completo de su mascota debido a la falta de equipo o asistencia técnica con experiencia. Si su mascota necesita servicios como radiografías o cirugía, necesitarán ir a una clínica para que se la hagan. Por último, en caso de que ocurra una emergencia, es posible que el veterinario a domicilio no esté disponible con tan poco tiempo de aviso, incluso durante el horario laboral habitual, y nuevamente deberá llevar a su mascota a una clínica cercana para recibir tratamiento.

En general, los servicios veterinarios móviles son excelentes opciones para personas o mascotas que tienen dificultades para salir de casa y en situaciones en las que es más eficiente tener un examen realizado en el hogar. Para los perros que tienen problemas de salud crónicos que pueden requerir atención más avanzada o de emergencia, puede ser más apropiado establecer una relación con un veterinario en una clínica tradicional.