Mantenga a su perro seguro con entrenamiento

El entrenamiento del perro es útil para algo más que trucos. Puede proteger a su perro de accidentes, lesiones y situaciones difíciles al familiarizarlo con las conductas y los modales que espera de él.

Mantenga a su perro seguro con entrenamiento
Mantenga a su perro seguro con entrenamiento

Comandos simples

Todos los perros necesitan una sólida base de entrenamiento antes de poder enseñar respuestas y comportamientos más complejos. De hecho, enseñar a su perro la etiqueta básica de “sentarse”, “quedarse” y “acostarse” es tan importante como enseñarle a un niño a decir “por favor” y “gracias”.

“Sentarse” y “acostarse” son los comandos básicos que deben alertar a su perro para obedecer y esperar otras instrucciones de usted. Tan pronto como escuche esas palabras, su atención se alejará de cualquier distracción y se concentrará en usted. “Estancia” refuerza estos comandos para que tu perro te escuche solo y mantenga su postura hasta que lo liberes de él. Esto es especialmente útil en situaciones estresantes o emocionantes cuando su perro puede tener la tentación de huir. Una vez que su perro haya dominado estos comandos, puede graduarlo en instrucciones de protección para situaciones específicas, como las siguientes:

  • Siéntese en una puerta: los perros tienden a atravesar las puertas sin pensar en lo que podría haber al otro lado. Enseñar a su perro que siempre debe sentarse cuando llegue a una puerta evitará que corra frente a un automóvil que se aproxima o que tropiece con alguien. También le facilitará ponerse la correa y el collar antes de ir a caminar, así que perfore en su cabeza que siempre debe entrar o salir de la puerta antes que él.
  • Siéntese junto a la acera: similar a sentarse en una puerta, su perro debe aprender a reconocer un bordillo, detenerse y sentarse, sin que tenga que dar la orden verbal. Esto lo protegerá de chocar contra el tráfico y le permitirá conducirlo a través de la calle de forma segura.
  • “Espera”: hay muchas distracciones en el aire libre y si tu perro comienza a perseguir un aroma, es posible que no se dé cuenta de las situaciones en las que debe detenerse o sentarse. El comando “esperar” puede hacer que su perro se detenga y le devuelva la atención para que no interactúe con otras personas o animales que pasan.
  • No salte: Saltar a la gente puede ser peligroso no solo para las personas, que pueden quedar arañadas o magulladas, sino también para su perro. Las razas que tienen espinas alargadas, como Corgi, Dachshund, Basset Hound y otras, deben aprender a nunca saltar sobre los muebles o las personas bajo ninguna circunstancia, ya que sus espaldas son particularmente delicadas y los saltos podrían causar daños graves.
  • Venga cuando lo llamen: en caso de que su perro logre salir del jardín o escapar cuando salga a caminar, se le debe enseñar a acercarse a usted cuando llame su nombre. Esto no solo te ahorrará el esfuerzo de correr tras él, sino que también te dará la tranquilidad de que te encontrará si lo pierdes de vista.
  • “Déjalo”: estarás particularmente agradecido de que tu perro comprenda estos comandos en ese día inevitable cuando tu perro encuentra algo muerto o desagradable en el parque y quiere comerlo. Decirle que “lo deje” puede salvarlo de ingerir algo venenoso o lleno de parásitos, o que podría quedar atrapado en su garganta. Si es demasiado tarde para que deje de recogerlo, al menos “suéltalo” le evitará tener que sacarlo de la boca con la mano.
Leer ahora>  Los beneficios de la caja de entrenamiento de su perro

Etiqueta de la correa

Si tienes un perro grande y fuerte, es especialmente importante enseñarle la forma correcta de comportarse con correa. Permitirle que lo lleve por el parque o por la calle a su ritmo puede ser peligroso para usted, él y otros peatones y sus mascotas.

Muchos perros son naturalmente reactivos a todas las actividades que los rodean al caminar con una correa. Entrar en una pelea con un ciclista, corredor, skater, coche u otros perros podría llevar a cuentas dolorosas del veterinario, facturas médicas o demandas judiciales. Un entrenamiento apropiado de socialización puede ayudar a su cachorro a superar esas tendencias reactivas.

Entrene a su perro en técnicas para caminar con correa suelta tan pronto como sea posible. Los perros jóvenes generalmente son más fáciles de manejar y entrenar, pero con paciencia, a los perros mayores también se les puede enseñar cómo comportarse en las caminatas. En caminos rectos, su perro debe caminar a su ritmo a su lado y seguirle sin problemas por las esquinas.

Trate o prevenga la ansiedad de separación

Los perros que experimentan una ansiedad por separación especialmente estresante pueden dañar sus muebles y su hogar, causando lesiones en el proceso. Se sabe que estos perros mastican para salir de las cajas, pueden trinchar sillones y sofás, o incluso saltar a través de los cristales de las ventanas. Este comportamiento puede causar que su mascota sufra laceraciones, daños en los dientes o trague objetos dañinos o sustancias tóxicas.

Leer ahora>  Consejos para enseñar a su perro a nadar

Usted puede ayudar a prevenir que su perro desarrolle miedo o ansiedad de separación enseñándole como un cachorro para asociar cosas buenas con usted al salir de la casa. Crea un espacio seguro para que tu cachorro se sienta seguro cuando estés lejos. Una caja funciona bien para esto y puede alentar a su mascota a amar el espacio agregando algunos de sus juguetes o golosinas favoritas. No hagas un escándalo justo antes de irte, ya que esto podría hacer que tu perro esté más ansioso.

El entrenamiento protege a tu perro

Muchos perros sanos e inocentes desarrollan un comportamiento problemático o se meten en malas situaciones que los llevan a la eutanasia, simplemente porque no están entrenados. Lastimar a alguien saltando de excitación, ladrar excesivamente, meterse en la casa o herir a otra mascota son todos problemas que podrían prevenirse con un poco de entrenamiento.

Tómese el tiempo para enseñar a su perro los comandos básicos y el entrenamiento descritos aquí y no solo evitará que su mascota se meta en problemas, sino que también fortalecerá su vínculo con ella.