Endocarditis canina

Las enfermedades del corazón no solo afectan a los humanos, sino también a las mascotas. La endocarditis, una infección o inflamación del revestimiento epitelial del corazón, puede dañar a los perros. Sin tratamiento, puede convertirse rápidamente en muy peligroso e incluso resultar fatal.

Endocarditis canina
Endocarditis canina

Causas

La causa más común de la endocarditis es una infección bacteriana no tratada que se desplaza al revestimiento del corazón. Esto puede ocurrir cuando un perro tiene una enfermedad periodontal (dental) u otras infecciones bacterianas en áreas como los huesos o la próstata.

Estas infecciones a menudo pasan desapercibidas durante un largo período. Durante semanas o meses, pueden migrar al corazón donde se asientan en el revestimiento del corazón. Algunos medicamentos, como los inmunosupresores y ciertos tratamientos para el cáncer, también pueden aumentar el riesgo de que el perro desarrolle endocarditis.

Síntomas

Los síntomas de la endocarditis son sinónimos de los síntomas de la insuficiencia cardíaca. Los perros se vuelven letárgicos, comienzan a toser, tienen dificultad para respirar y no desean realizar ningún nivel de actividad física. Eventualmente, el perro desarrollará un soplo cardíaco y presión arterial sistólica alta. Cuando la infección está activa y la condición es aguda, la fiebre no es infrecuente.

Tratamiento

La endocarditis puede ser tratada por medio de antibióticos; sin embargo, desafortunadamente, estos tratamientos no reparan el daño que la infección ha causado al corazón. Por lo tanto, el tratamiento generalmente se enfoca en controlar el daño cardíaco y los signos clínicos.

Leer ahora>  Cómo ejercitar a un perro con artritis

La endocarditis es una condición irreversible y, como tal, el tratamiento médico se centra en mantener a los perros afectados cómodos. El pronóstico para los perros afectados con endocarditis varía según el nivel de gravedad y el estadio de la infección. Además, como la endocarditis a menudo afecta a diferentes válvulas del corazón, cada caso es diferente, por lo que los pronósticos varían.

Prevención

Una vez que un perro contrae endocarditis, el daño es irreparable. Como tal, la prevención es clave. Dado que la condición a menudo se desarrolla como resultado de una infección bacteriana no tratada, hay docenas de medidas preventivas que los padres de mascotas pueden tomar para mantener a sus perros a salvo.

Uno de los pasos principales es adoptar un régimen de cuidado oral de rutina que se centre en disminuir el riesgo de enfermedad periodontal e infecciones bacterianas orales. Una buena higiene dental es, con mucho, la forma más efectiva de prevenir la endocarditis; Las mascotas que tienen dientes limpios tienen un riesgo mucho menor de desarrollar la enfermedad. Además, los padres de mascotas deben hacer que un veterinario vea a su perro con regularidad y notar cualquier cambio en el comportamiento del perro que pueda indicar una enfermedad o infección.