3 consejos para mantener a tu gato saludable

Si bien los perros a menudo se anuncian como el animal favorito, el gato humilde es en realidad la mascota más común. Cuando se trata de atención médica, su gato confía en usted para estar allí para ellos.

3 consejos para mantener a tu gato saludable
3 consejos para mantener a tu gato saludable

La Asociación Americana de Medicina Veterinaria estima que casi el 45% de los gatos están fallando en términos de visitas veterinarias. Los gatos son mucho mejores para ocultar los síntomas que otros animales y, a menudo, los padres se dan cuenta de que algo no está bien.

¿Qué deberías estar buscando?

1. Una dieta saludable

Una dieta saludable es esencial para los gatos, y debe esforzarse por alimentar a su mascota con una marca que sea adecuada para su raza, edad y peso, además de controlar la cantidad de alimentos y bebidas que consumen. Si nota que su gato está perdiendo peso o aumentando de peso, o si ha empezado a comer menos o a beber más, puede ser el momento de que lo revisen. Las mascotas con sobrepeso pueden enfrentar todo tipo de complicaciones de salud más adelante en la vida, mientras que las que pierden peso pueden estar sufriendo de un problema de tiroides, cáncer o diabetes. ¿Te has dado cuenta de que tu gato vomita con más frecuencia de lo habitual? Un cambio en la dieta, el exceso de alcohol y las bolas de pelo pueden causar vómitos, pero vale la pena llevar a su mascota al veterinario si está preocupado.

Leer ahora>  Cómo superar el miedo a la clínica veterinaria

2. Vacunaciones

Es esencial que se mantenga al día con las vacunas de su gatito, especialmente si pasan mucho tiempo al aire libre; vacunar a su mascota es un simple sentido común, y sin embargo, algunos padres domésticos les fallan a sus animales en el primer obstáculo. Durante una visita para recibir sus inyecciones, el veterinario revisará a su gato para asegurarse de que estén en una salud óptima.

3. Recoge la caca

Mantener limpia la caja de arena de su gato es una higiene básica, pero controlar los hábitos de uso del inodoro puede servir para otro propósito; Si nota que su gato está orinando con más o menos frecuencia, haciendo ruidos cada vez que usa la caja de arena, haciendo esfuerzo para orinar o haciendo caca, o experimentando diarrea, podría ser el momento de buscar una opinión profesional.

Es esencial que se tome el tiempo para familiarizarse con la apariencia y el modo de andar de su gato, incluida la condición de su pelaje, la forma en que se mueven y la apariencia de sus dientes y encías. Cualquier cambio podría ser una indicación de que algo no está bien, y es su deber asegurarse de que su mascota reciba la atención y el tratamiento adecuados.