Cómo detener a su gato de comer plantas

Si tienes un gato, es probable que hayas notado que le gusta comer plantas. Si tu gato es joven, es posible que esté masticando para mayor comodidad, al igual que los bebés.

Cómo detener a su gato de comer plantas
Cómo detener a su gato de comer plantas

Colgar flores u hojas puede ser un juguete atractivo para atacar o puede haberse dado cuenta de que mordisquear su paisaje premiado le ganará su atención. Se ha sugerido que los gatos a veces comen plantas intencionalmente para causar vómitos, ya sea como una cura para problemas gastrointestinales o para desalojar pelotas de pelo, un remedio de bricolaje, si se quiere.

Independientemente de si a su gato le gusta comer plantas de interior o plantas de jardín al aire libre, puede ser peligroso para la salud de su gato en ciertas situaciones. Aunque algunas plantas son inofensivas para que los gatos las ingieran, otras pueden envenenar fácilmente a su gato. Si le preocupa que su gato coma plantas, los siguientes consejos pueden ayudar a detenerlos:

Hacer que las plantas sepan mal

Si su gato insiste en masticar sus plantas de interior, considere tomar medidas para que no sean atractivas. Algunos padres de mascotas optan por espolvorear con pimienta de cayena en el suelo y las hojas de las plantas de interior, mientras que otros compran detergentes tópicos y en aerosol.

Independientemente de lo que elija, esta es una manera fácil y efectiva de lograr que su gato deje de comer plantas. Debido a que estos elementos de disuasión no son perjudiciales para la salud de su gato, puede descansar tranquilo sabiendo que su gatito esta seguro y que está aprendiendo un buen comportamiento.

Leer ahora>  Cómo lidiar con un gato que es un comedor quisquilloso

Limite el acceso de su gato a las plantas

Si rociar un elemento de disuasión tópico en las plantas no desanima a su gato a masticarlas, considere limitar el acceso del gato a sus plantas. Al colocar las plantas en una habitación separada de la que normalmente se permite al gato, lo más probable es que elimine el problema de raíz y se asegure de que tanto sus plantas como sus gatos estén a salvo. También puede funcionar colocar las plantas en áreas difíciles de alcanzar o rodear las plantas al aire libre con cercas que su gato no pueda romper.

Ofrecer alternativas

Si ha probado los consejos anteriores y su gato sigue comiendo sus plantas, considere ofrecerle a los gatos salidas aceptables para su comportamiento de masticación. Si los juguetes no funcionan, puede considerar proporcionar plantas en macetas que sean seguras para que los gatos las consuman. La menta funcionará bien, al igual que la hierba de trigo.

Recluta ayuda profesional

Si lo has intentado todo pero nada parece disuadir a tu gato de comer tus plantas, considera un viaje a la oficina de tu veterinario. Ciertas afecciones médicas como pica (comer una variedad de cosas inadecuadas, desde plantas y arena hasta cuerdas eléctricas y papel) o conductas compulsivas pueden causar que un gato desarrolle comportamientos de comer plantas. Con el fin de sofocar la tendencia de su gato a comer plantas por completo, debe asegurarse de que el comportamiento no provenga de una afección médica que no esté siendo tratada.

Leer ahora>  Qué hacer con las bolas de pelo en los gatos

Si tu gato ha estado comiendo plantas, es hora de ahondar un poco más en el comportamiento. Si las plantas que su gato elige comer son variedades inofensivas, es probable que este comportamiento no sea un problema. Sin embargo, si su gato elige comer variedades peligrosas de plantas, fácilmente podría poner en riesgo su salud.

Afortunadamente, romper el hábito de comer plantas de tu gato a menudo se puede hacer a través de una serie de acciones simples. Al limitar su acceso a las plantas, hacer que las plantas tengan un sabor pobre, ofrecer alternativas seguras y consultar a un veterinario si es necesario, puede ayudar a su gato a detener esta práctica.